El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha expresado este viernes su deseo de que se encuentre un formato para que puedan dialogar el Gobierno y la Generalitat, en el marco de las negociaciones entre PSOE y ERC para la investidura. Al tiempo, ha afeado las últimas declaraciones de los dirigentes autonómicos Emiliano García-Page y Javier Lambán por sus críticas a la negociación.

Iceta avala la posibilidad de crear «una mesa de negociación entre gobiernos» después de que el presidente de ERC, Oriol Junqueras, haya insistido en que votarán ‘no’ a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno si no asumen este compromiso.

Al preguntársele, en una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, qué propondría en la negociación con ERC para llegar a un acuerdo, ha respondido: «Una mesa de negociación, y si ERC la quiere entre gobiernos, entre gobiernos».

«Me parece bien, pero también me parecería bien si fuera entre partidos. Yo quiero diálogo, y creo que muchos ciudadanos no entenderían que las dos partes que dicen querer dialogar no se pusieran de acuerdo en cómo hacerlo», ha advertido Iceta.

Defiende «una mesa de negociación, y si ERC la quiere entre gobiernos, entre gobiernos»

Pese a todo, ha recomendado desvincular las negociaciones de la investidura del trabajo que puede conllevar la búsqueda de una salida al conflicto entre Cataluña y el resto de España porque, a su juicio, una solución al respecto «no puede venir de la mano de dos o tres partidos».

«Yo quiero un acuerdo, me traigan lo que me traigan les diré que sí. Para algunos esta negociación debería ser la solución definitiva a todo, para mi es un empezar», ha asegurado Iceta, que ve impensable incorporar a un mediador en una mesa de negociación.

Sobre la reforma del Estatut que proponen, ha asegurado que no podría incorporar el derecho a la autodeterminación -«no podemos seguir engañándonos»-, y de la Constitución cree que no habría que tocar el artículo 2 porque, a su juicio, nacionalidad y nación son lo mismo.

«Creo que están pidiendo una reunión, una mesa, entre gobiernos y están discutiendo el formato de la mesa. Los gobiernos han de dialogar siempre no solo porque haya una investidura, tenemos un problema político entre manos muy relevante que va a exigir de mucho diálogo», ha defendido en declaraciones en TVE, recogidas por Europa Press.

En este sentido, ha mostrado su confianza en que los negociadores puedan encontrar el «formato» para que esas reuniones tengan lugar. Sobre las negociaciones, ha señalado que las cosas van discurriendo dentro de una «normalidad negociadora» y cabe esperar que se pueda alcanzar un acuerdo.

Asimismo, preguntado por las últimas declaraciones críticas de García-Page y Lambán, Iceta ha contestado que sus palabras son «inoportunas» y «no parecen propias de presidentes de una comunidad autónoma». Por ello, ha instado a comportarse con «respeto» aunque se pùedan mantener discrepancias políticas con las negociaciones con Esquerra.

El presidente de Castilla-La Mancha tiró de ironía para criticar las negociaciones, asegurando que no quiere «vaselina» como regalo de Reyes, dado que se puede forjar un pacto a primeros de enero. Mientras que su homólogo aragonés tachó de «indeseable» a ERC y consideró «innecesario» un pacto con los independentistas para la gobernabilidad de España.