La Fiscalía del Tribunal Supremo no ve, a diferencia de lo que está trasladando el entorno del ex presidente catalán fugado de la Justicia española, Carles Puigdemont, que la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) conocida este jueves, y que reconoce la inmunidad del ex vicepresidente Oriol Junqueras desde el momento en que fue elegido eurodiputado, no implica que Puigdemont pueda moverse por Europa, incluso venir a España, sin ser detenido y encarcelado.

En esta línea responderán los fiscales del Supremo a la consulta que ya ha trasladado el instructor del procés, Pablo Llarena, a las partes del caso sobre la situación de los fugados de la Justicia española, entre quienes se encuentra Carles Puigdemont, procesado por sedición y malversación, según fuentes consultadas por El Independiente. Tanto Puigdemont como el ex conseller Toni Comín, también en Bélgica, están a la espera de que un tribunal belga decida entregarles o no a España en respuesta a la última y tercera euroorden dictada por el juez del Supremo Pablo Llarena. Este lunes, el juez belga aplazó la decisión precisamente hasta saber qué decidía el TJUE sobre la inmunidad de Junqueras.

Llarena se ha dirigido a las partes del proceso porque considera que la decisión del tribunal de Luxemburgo puede tener la «misma incidencia» en Puigdemont y Comín, que también resultaron elegidos eurodiputados en las elecciones del 26 de mayo. De ahí que consulte a las acusaciones y la defensa para saber si debe retirar la euroorden contra ellos o no.

La Fiscalía considera que en caso de que el TJUE reconozca también la inmunidad como parlamentario de Puigdemont y el Parlamento Europeo le conceda el escaño, no sería necesario elevar un suplicatorio a la Eurocámara puesto que ya está procesado. Los fiscales ven que Puigdemont no debería acceder a su escaño al estar procesado atendiendo a la normativa española al respecto y por tanto tampoco se estaría vulnerando ninguno de sus derechos si el Supremo le impone las medidas cautelares que sean necesarias si vuelve a España.

Cuestión prejudicial

Las fuentes consultadas por este diario consideran, de hecho, que el «error» en el caso de Junqueras estuvo en dirigir una cuestión prejudicial al tribunal de Luxemburgo sobre si se debió excarcelar a Junqueras para que fuera a recoger su acta y tomar posesión de su cargo en la sesión constitutiva del Parlamento Europeo.

Para el Ministerio Público el caso no es equiparable al de Puigdemont, procesado por los mismos delitos por los que fueron condenados los miembros del procés y fugado de la Justicia.