Internacional | Política

La violencia vuelve a Hong Kong: cargas policiales y gas pimienta ante las protestas

logo
La violencia vuelve a Hong Kong: cargas policiales y gas pimienta ante las protestas

Disturbios en Hong Kong en el día de Año Nuevo. EFE

Resumen:

Unos 400 manifestantes han sido detenidos en la noche de este miércoles después de una nueva jornada de movilizaciones masivas en Hong Kong, que han congregado a hasta un millón de personas, según los organizadores.

La más importante ha sido en el barrio de la bahía de Causeway, en el centro de Hong Kong, donde el Frente Civil para los Derechos Humanos, organizador de la protesta, ha asegurado que ha habido más de un millón de personas, una cifra que contrasta con las alrededor de 50.000 personas que ha ofrecido la Policía, según informa el diario South China Morning Post.

La manifestación convocada por organizaciones prodemocráticas en el barrio de la bahía de Causeway se ha desarrollado de forma pacífica, hasta que los organizadores han anunciado que la Policía había dado órdenes de disolver la marcha porque se habían producido algunos incidentes violentos.

«En el primer día de 2020, la Policía ha rechazado la primera concentración autorizada del año con una excusa absurda. El Gobierno de Hong Kong ha demostrado su falta de voluntad de escuchar las voces de las masas, violando el derecho de reunión de los ciudadanos», ha denunciado el Frente en un comunicado.

Cargas con gas pimienta

Como resultado de ello, numerosos manifestantes se han negado a abandonar la zona, desencadenando la intervención de la Policía, que ha cargado y ha empleado gas lacrimógeno y gas pimienta y se han producido graves disturbios. También se ha denunciado el lanzamiento de al menos dos cócteles molotov que no alcanzaron a los agentes.

Siguiendo la táctica habitual, los manifestantes se han retirado ante el avance policial y después se han reagrupado y se han producido enfrentamientos con los antidisturbios, que cargaron desde dos direcciones. También se han producido ataques vandálicos contra distintos establecimientos en la zona.

Según la Policía, al menos 400 personas han sido detenidas este miércoles, en su mayoría por concentración ilegal y por posesión de armas ofensivas, uno de los balances de arrestos más elevados desde que comenzaron las protestas.

Fuentes consultadas por el ‘South China Morning Post’ han indicado que la Policía ha cambiado su estrategia y en lugar de dispersar a la multitud ha procedido a arrestos masivos. Los agentes han ido recuperando poco a poco el control de la zona y han instalado controles de carretera en las principales arterias, además de proceder a registrar autobuses.

Las manifestaciones contra el Gobierno de Hong Kong comenzaron hace más de seis meses por la decisión de impulsar una ley que habría permitido la extradición de sospechosos a la China continental pero luego derivaron en un movimiento más amplio a favor de la democracia y contra el dominio de Pekín.

Comentar ()