El Tribunal de Apelación de París se ha mostrado este miércoles a favor de que el etarra José Antonio Urrutikoetxea Josu Ternera sea extraditado a España por el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza en 1987, donde murieron once personas, según informa El Correo.

El Tribunal francés ha pedido además información a la Justicia española sobre el asesinato del directivo de Michelin Luis Hergueta en 1980 y el caso de las ‘herriko tabernas’. Laure Heinich, la letrada del terrorista, ha denunciado la «opacidad» de las autoridades españolas a la hora de comunicar los hechos por los que se investiga a Ternera.

A finales del pasado octubre, la Audiencia Nacional sopesaba congelar la causa contra el etarra, precisamente, hasta que Francia no resolviera su extradición. Esta opción se planteaba ante la demora que la causa acumulaba en el país galo.

El histórico miembro de ETA llevaba 17 años huido cuando fue detenido en los alpes franceses el pasado 16 de mayo mientras acudía a un hospital en Sallanches (Francia) Desde entonces, Ternera, sobre el que España emitió una euroorden y dos peticiones de extradición, permanece en prisión.

Ternera (1950) fue diputado en el Parlamento Vasco por Euskal Herritarrok. Símbolo de la banda terrorista, ingresó en 1968, año en el que la organización cometió su primer crimen, el asesinato del guardia civil José Antonio Partines.

Fue tres años después, en 1971, cuando se refugió en Francia y se incorporó al frente militar de la banda. En el año 80 pasó a formar parte de la ejecutiva de la rama militar y, cuatro años más tarde, se convierte en el número dos.