Esquerra Republicana ha denunciado el desacato a la justicia europea de una «cúpula judicial copada por la derecha conservadora, nacionalista y euroescéptica, por la extrema derecha del Estado» ante la decisión del Tribunal Supremo, que hoy ha ratificado la inhabilitación de Oriol Junqueras pese a la sentencia en contra del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Pere Aragonés, coordinador general del partido, ha comparecido la tarde de este jueves acompañado por la plana mayor de Esquerra para denunciar que el Supremo «desafíe de forma tan clara» la decisión del TJUE. «Es extremadamente preocupante» ha concluido. Y el propio Oriol Junqueras ha bendecido la denuncia de su partido desde las redes sociales, afirmando que el Supremo ha situado a España «fuera de la ley europea».

Aún así, Aragonés ha asegurado que Esquerra mantendrá su apuesta por la mesa de diálogo para sacar el conflicto de la vía judicial, ha argumentado, y ha exigido a los socialistas que abandonen el «inmovilismo» si quieren una legislatura estable.

Amparo a Sassoli

Aragonés ha anunciado la presentación de un recurso de súplica ante el propio Tribunal Supremo para que reconsidere una decisión que ha tachado de «escándalo absoluto». Pero ha reconocido que confía más en la protección del presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, quien ya ha avalado las credenciales de Carles Puigdemont y Toni Comin.

Esquerra remitirá hoy mismo una misiva a Sassoli para pedir que proteja la inmunidad de Junqueras y que verifiquen sus credenciales para la celebración del primer pleno del año, el próximo lunes en Estrasburgo. «Si el Supremo se cree que tiene impunidad para negar la sentencia del TJUE» ha advertido Aragonés, «es urgente un pronunciamiento claro del Parlamento Europeo».

El líder independentista ha añadido que «ante esta incogruencia del TS que pide una prejudicial y luego no lo aplica, seguiremos todas vías jurídicas y activaremos todas las vías políticas, porque el conflicto no lo solucionará un poder judicial controlado por la derecha y la extrema derecha».

Si el PSOE quiere dar continuidad a la legislatura debe abandonar el inmovilismo»

Aragonés ha insistido así en la apuesta republicana por la vía del diálogo con el PSOE. Pero ha lanzado una advertencia a los socialistas: «las posiciones inmovilistas no van a ninguna parte, si quieren dar continuidad a lo que se inició el martes en Congreso deben abandonar toda tentación de posición inmovilista».

Se refería así a las declaraciones del secretario de Organización del PSC y miembro de la comisión negociadora del pacto de investidura, Salvador Illa, quien ha rechazado la posibilidad de una ley de amnistía o un indulto que permita poner en libertad a los condenados por el 1-O.

Crítica a las ocurrencias de Torra

El dirigente republicano ha criticado también las ocurrencias del presidente de la Generlaitat, Quim Torra, y la portavoz del Govern, Meritxell Budó, que ayer especuló con la posibilidad de que el Govern pudiera conceder un permiso penitenciario a Junqueras para posibilitar su asistencia al pleno del Parlamento Europeo si finalmente el TS fallaba en contra en su contra, como así ha sido.

«Si alguien tomara la decisión de abrir las presiones, en un minuto las volvería a cerrar el Tribunal Supremo, si no los mismos mossos d’esquadra de la puerta» ha advertido Aragonés. Esta mañana el abogado de Junqueras, Andreu Van den Eyne ya ha rechazado cualquier vía extrajudicial para permitir la salida de Junqueras.

«Tenemos que encontrar caminos viables, hoy quien se salta una sentencia europea es Tribunal Supremo, sobre él ha de recaer la presión» ha argumentado el líder de ERC. «Lo que no haremos son especulaciones de caminos que no son viables y que lo único que conseguirán es resolver la responsabilidad de juez Marchena en este terreno».

Sentencia del Supremo

El tribunal del procés ha decidido, por unanimidad, que no procede excarcelar al ex vicepresidente de la Generalitat y líder de ERC Oriol Junqueras para que vaya al Parlamento Europeo a recoger su acta de eurodiputado ni permitirle ejercer como tal porque no tiene inmunidad.

«Quien participa en un proceso electoral cuando ya está siendo juzgado, aunque finalmente resulte electo, no goza de inmunidad conforme al derecho nacional. No puede condicionar el desenlace del proceso ni, menos aún, el dictado de la sentencia. Por todo ello, conforme al párrafo primero a) del artículo 9 del Protocolo de Inmunidades, no era ni necesaria autorización del Parlamento».