La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, asistío este domingo a la final de la Supercopa de España de fútbol, que enfrentaba al Real Madrid y al Atlético de Madrid en la ciudad saudí de Yeda, escenario del primer título de la presente temporada.

Ayuso apareció sin velo y con las mangas de su vestido remangadas, en un gesto de reivindicación de la igualdad de la mujer. La presidenta de la Comunidad de Madrid fue la encargada de entregar los trofeos a pie de campo en el estadio King Abdullad de Yeda y su pelo destapado y sus brazos al aire se convirtieron en los protagonistas de la jornada.

«La presencia de la mujer es necesaria en todas las disciplinas y sobre todo en partidos y situaciones como las que tenemos hoy. Es importante poder demostrar que países como Arabia Saudí, que han sido reconocidos por hacer lo contrario, ahora empiezan a abrirse», aseguró la presidenta de la Comunidad.

De esta manera, Díaz Ayuso quiere mostrar su respaldo al deporte regional, haciendo un hueco en su agenda para estar junto a estos dos clubes madrileños en un derbi histórico, destaca el Gobierno regional en un comunicado.

La presidenta de la Comunidad estuvo en el palco de autoridades del estadio King Abdullah junto a otras personalidades como los presidentes de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales; del Real Madrid, Florentino Pérez, y del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo.