El ministerio de Asuntos Exteriores sabía que Delcy Rodríguez, la vicepresidenta de Maduro, tenía intención de viajar a España varias semanas antes del viaje, tal y como informa la Cadena Ser.

Al parecer, la advertencia llegó de Venezuela y Exteriores ya había activado una alerta. Incluso, una semana antes de que Rodríguez aterrizase en España, el ministerio informó al gobierno venezolano de que no sería admitida y que tenía prohibida la entrada en territorio Shengen.

Por su parte, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación español aseguran que tuvieron confirmación del viaje de la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, el domingo 19 de enero sobre las 20 horas, es decir, unas cuatro horas antes de que Rodríguez aterrizase en Madrid.

La información, al parecer, llegó de la Embajada venezolana en Madrid a Protocolo de Exteriores y la respuesta del Ministerio fue avisar de que la vicepresidenta debía finalizar su escala en Barajas en cuanto fuera posible.

Rodríguez es uno de los dirigentes venezolanos que tienen prohibida la entrada y el tránsito en la UE como consecuencia de las sanciones adoptadas por los Gobiernos a los considerados responsables de la represión de Derechos Humanos en el país.

Según las mismas fuentes, Exteriores informó al Ministerio de Interior «en cuanto se tuvo la sospecha de que Rodríguez podía venir en un avión con rumbo a España, en la tarde del domingo 19», y éste desplegó un dispositivo preventivo en el aeropuerto.