El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska no ha aclarado este martes cuándo supo que la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, iba a volar a España.

Marlaska se ha mantenido firme en la tesis gubernamental de que Rodríguez «no ha pisado territorio de la Unión Europea (UE)» cuando mantuvo un encuentro con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en el aeropuerto de Madrid. Ha eludido analizar también, según informa Efe, los detalles de la entrevista de Ábalos y la dirigente venezolana.

El ministro del Interior, que ha hecho estas declaraciones durante una visita a Mallorca para conocer los daños del temporal, se ha mostrado dispuesto a dar explicaciones sobre este asunto en el Congreso si así lo decide la Mesa de la Cámara Baja.

Ha enfatizado que «en todos los aeropuertos internacionales hay los dispositivos precisos» para abordar «supuestos» de pasajeros que llegan en aeronaves pero no tienen autorización de entrada. Son casos que se dan «diariamente», ha subrayado.

Grande-Marlaska ha rehusado aclarar si sabía cuál era el propósito del viaje a España de la vicepresidenta del Gobierno venezolano. «No califico ni indago las intenciones de nadie», ha manifestado.

Según ha indicado, su departamento fue advertido de la «circunstancia» por el Ministerio de Asuntos Exteriores y respondió «como procede actuar en un Estado de Derecho», que es garantizando que se impidiera el acceso al país a Rodríguez en cumplimiento de la sanción de la UE.