El Gobierno español ha matizado este sábado que el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero realizó su viaje a la capital de Venezuela, Caracas, en calidad de ciudadano particular para mantener un encuentro con los líderes venezolanos que no guardó relación alguna con la política oficial española.

Zapatero fue recibido este viernes por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y la vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez, en medio de la polémica por el encuentro que mantuvo el ministro de Transportes español, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta venezolana en el Aeropuerto de Madrid Barajas. Ese suceso provocó malestar en el Gobierno estadounidense, que afirmó que tenía preguntas sobre el asunto.

José Luis Rodriguez Zapatero y Delcy Rodríguez, en el Palacio de Miraflores en Caracas.

«El expresidente del Gobierno señor Rodríguez Zapatero ha viajado a Venezuela estrictamente en su condición de ciudadano particular», ha señalado el Ministerio de Exteriores español, «sin ostentar ningún cargo de representación y sin mandato alguno del Gobierno de España».

Desde 2016, Zapatero ejerció una labor de mediación que se concretó en la liberación de algunos presos políticos, pero que terminó fracasando en 2018 porque la mayoría de la oposición percibía al español como una figura demasiado escorada hacia el régimen de Maduro.

Maduro, por su parte, ha destacado la importancia de la visita realizada a su país por Rodríguez Zapatero. «Importante visita del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien nos ha acompañado de manera decidida en este proceso de diálogo permanente que emprendimos los venezolanos para alcanzar la Paz definitiva», ha publicado Maduro en Twitter.