La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha obligado este martes a la diputada de Esquerra Republicana (ERC) Marta Rosique a retirar la acusación que había lanzado en el Pleno acerca de que el PP «asesinó» a 15 inmigrantes subsaharianos en la playa de El Tarajal (Ceuta).

Durante su intervención en el debate de una moción del PP sobre Venezuela, Rosique ha comenzado afeando al PP su «obsesión enfermiza» con ese país suramericano y ha lamentado que se «atrevan» a hablar de Derechos Humanos «los que asesinaron impunemente a 15 personas en El Tarajal».

Estas palabras han soliviantado a los populares, que han comenzado a protestar por esta acusación mientras la presidenta pedía silencio. Hasta la vicepresidenta segunda de la Mesa, Ana Pastor, del PP, se ha llegado a levantar de su escaño para tratar de hablar con Batet, que ha reivindicado su papel al frente de la Cámara: «¿Puedo ejercer la Presidencia? Muchas gracias», la ha soltado a Pastor, informa Europa Press.

Y, a renglón seguido, la presidenta ha pedido a la diputada independentista que retirase del Diario de Sesiones «la expresión acusatoria explícita» que había lanzado contra el PP. Aunque Rosique ha amagado con esquivar la instrucción, ha sido conminada de nuevo por la Presidencia hasta que al final ha acabado accediendo a retirar la acusación.