País Vasco | Política

Vox acusa a Urkullu de "racista" por rechazar la ayuda de la UME en Zaldibar

El PNV acusa a la formación de Abascal de actuar con "una bajeza moral infinita" y recuerda que no la aceptó "no por razones políticas" sino de eficacia en el plan de rescate.

logo
Vox acusa a Urkullu de "racista" por rechazar la ayuda de la UME en Zaldibar
El líder de Vox, Santiago Abascal (i), y la secretaria general del grupo parlamentario, Macarena Olona (d).

El líder de Vox, Santiago Abascal (i), y la secretaria general del grupo parlamentario, Macarena Olona (d). EFE

Resumen:

El enfrentamiento entre VOX y el PNV ha vuelto a reaparecer a raíz de la crisis del vertedero de Zaldibar. En la mañana en la que el lehendakari Iñigo Urkullu y cuatro de los consejeros del Gobierno vasco comparecían en el Parlamento Vasco para detallar la gestión del accidente hecha por el Ejecutivo, la portavoz de VOX, Macarena Olona ha arremetido contra el lehendakari condenando lo que ha calificado como «racismo» por haber rechazado la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en las labores de rescate llevadas a cabo desde el pasado día 6 en la ladera de Zaldibar desprendida y donde continúan sepultados dos trabajadores.

Olona ha acusado de racismo a Urkullu y el PNV por «rechazar que los trabajadores Alberto y Joaquín tengan la ayuda de nuestra UME aunque ello cueste la vida, no todo vale», ha denucnaido a través de lsa redes sociales. Poco después Olona ha recordado que en 2007 fue el lehendakari Juan José Ibarretxe quien rechazó la ayuda de la UME para «casos de emergencia» y solicitó que se derogara el protocolo de actuación por estimar que suponía una invasión de competencias. «Les conocemos, tenemos memoria. Hoy ha sido Urkullu. En 2007 fue Ibarretxe. Mismo ADN supremacista», afirma la portavoz de Vox.

Minutos después, el PNV ha respondido rechazando la «bajeza moral infinita» demostrada por la representante de VOX al poner en cuestión la «fundamentación ética de Urkullu» en esos términos. Ha recordado que haber rechazado la colaboración de la UME no respondió en ningún caso a «criterios políticos» sino de eficacia en las tareas de rescate y por no ser eficaz ni necesaria «por la complejidad del terreno». El PNV recuerda que ha agradecido públicamente «el gesto de la UME». La formación de Andoni Ortuzar ha considerado «un chiste de mal gusto» que sea la dirigente de un partido «con los valores de vox» la que realice esas afirmaciones, «es un esperpento».

Esta tarde durante la sesión en el Congreso el portavoz del PNV, Aitor Esteban ha denunciado la gravedad de estar «acusando al lehendakari y al PNV de dejar morir a dos personas»: «Si fuera una provocación más dejaría pasar, pero esto es muy grave», ha señalado. Ha afirmado que las «obsesiones y frustraciones» de Olona y Vox han traspasado esta vez el límite. Esteban ha recordado que si no se aceptaron los medios de la UME fue por no ser necesarios «no era un problema de medios». Ha llamado a evitar «el insulto fácil, la insidia y la provocación constante que no nos lleva a la convivencia».

El rifirafa a través de las redes sociales ha seguido encendiéndose con la respuesta dada por el líder de Vox, Santiago Abascal quien ha defendido las manifestaciones de Olona afirmando que lo único que ha hecho es describir al PNV «como sólo podemos hacerlo los que os conocemos bien y de largo». Abascal ha llamado al PNV a no enfadarse ya que lo único que hacen es «actuar conforme a vuestra naturaleza, tan sólo respondéis al impulso inevitable que nace de vuestro espíritu fundacional». Una afirmación que ha acompañado con un enlace a una información relativa a determinados mensajes del fundador del PNV, Sabino Arana.

El encontronazo del PNV y Vox se ha reavivado en los últimos meses de modo especial. La secuencia se remonta incluso a la campaña electoral del 10-N en la que durante el debate electoral el candidato de Vox, Iván Espinosa de los Montero, acusó al cabeza de cartel del PNV, Aitor Esteban de pertenecer a un partido racista cuyo fundador era «xenófobo y homófobo» y que debía ser ilegalizado. El candidato del PNV acusó a Vox de ser una formación «franquista». Al final del mismo Esteban negó el saludo a Espinosa de los Monteros. Una medida, la de ilegalizar los partidos nacionalistas como el PNV, que posteriormente Vox ha defendido en varias ocasiones.

Comentar ()