Los sindicatos representativos de los funcionarios de prisiones han presentado una denuncia contra Instituciones Penitenciarias ante la Inspección de Trabajo por falta de medidas de protección ante el coronavirus y alertan del riesgo de incidentes graves ante el aumento de la tensión en los centros.

Según informa en un comunicado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el Ministerio Interior, han tomado esta medida junto a CCOO y Acaip/UGT porque se «obliga» al personal sanitario y de vigilancia en contacto directo con la población reclusa a prestar servicio sin los equipos de protección individual adecuados, informa Efe.

En las cárceles, aseguran, se incumple tanto la legislación en materia de prevención de riesgos laborales como el real decreto que declaró el estado de alarma en todo el territorio nacional.

CSIF advierte también de que las medidas adoptadas para evitar la propagación del coronavirus, como la suspensión de permisos de salida o de los vis a vis, están siendo «un factor desencadenante de tensión, que puede desembocar en incidentes graves contra las instalaciones y la integridad de personas, reclusos y personal penitenciario».

Según sus informaciones, se han producido ya incidentes en las prisiones de Foncalent (Alicante), Albocasser (Castellón) y Puerto (Cádiz).