Las prisiones catalanas han vivido en la última semana diversos incidentes derivados de las restricciones impuestas por la crisis sanitaria del coronavirus. El más grave, el sábado en Brians 1, cuando 60 internos iniciaron un conato de motin, pero no ha sido el único. El primer incidente se produjo en la prisión de Tarragona, el fin de semana anterior, con un plante de varios internos. Este fin de semana, en Cuatro Caminos los internos de uno de los módulos quemaron las sábanas y lanzaron objetos por las ventanas. También se han producido incidentes en la prisión de mujeres de Wad Ras y en la de jóvenes.

En la mayoría de los casos se trataba de plantes, esto es, la negativa de un grupo números de internos a cumplir una orden como acudir al comedor o subir a la celda, como via de protesta. Pero el incidente de Brians 1 fue más allá, reconocen tanto desde el sindicato Acaip como desde UGT prisiones. En el incidente participaron 60 internos, pero los instigadores eran 23 internos de un módolo de 250, «esto ya es serio» advierte Francesc López, de Acaip.

Conducciones exprés

Estos incidentes han llevado a aplicar una medida inédita en las prisiones catalanas desde hace años, las «conducciones exprés». Se trata de autorizar el traslado exprés de una prisión a otra de los lideres de incidentes para romper los grupos mas movilizados. Una medida que se ha aplicado en Brians 1 y Wad Ras.

El origen de estos incidentes no es otro que las restricciones impuestas por serveis penitenciaris para evitar la transmisión del Covid-19 en las prisiones. Unas restricciones que se concretan en suspender las salidas y las visitas, así como restricciones en la recepción de pactes y cambios en el modo de recibir dinero del exterior. Unas medidas que, sumadas a la aparición de los primeros contagios, han provocado nervios entre los reclusos y también entre los funcionarios.

«La mayoría quieren información» explica López, y más seguridades. «Nos recriminan que no les dejen recibir visitas y nosotros no adoptemos medidas de seguridad» para evitar el contagio. Para Acaip, lo esencial es garantizar el acceso prioritario de los funcionarios de prisiones a los test del virus -«ahora no nos están haciendo» y material contra el contagio. Aunque los casos de contagio son de momento puntuales, en Brians 2 ya se ha confiando un módulo completo, y en la cárcel de mujeres de Wad Rass se ha cerrado la enfermería por este motivo.

Acaip quiere pasar al Ministerio

«Lo más importante son las pruebas de Covid-19» señala López. Por eso este sindicato ha pedido en Cataluña que los funcionarios de prisiones se pongan también bajo mando de Interior, señalando que el Ministerio ha incorporado a este colectivo entre los grupos de «personal esencial» con preferenica en las pruebas diagnósticas, una decisión que no ha adoptado todavía la Generalitat.

Desde el Departamento de Justicia de la Generalitat señalan que los funcionarios ya disponen de guantes y mascarillas, así como de soluciones hidroalcohólicas y apuntan que «los criterios sobre pruebas diagnósticas dependen de la autoridad sanitaria» apuntando que el departamento ya ha reducido «al mínimo indispensable» el número de funcionarios.

Para el sindicato, sin embargo, estas medidas son claramente insuficientes. «He trabajado 40 horas con una mascarilla quirúrgica de un solo uso» advierte un funcionario, mientras desde Acaip señalan que tampoco han recibido formación sobre el modo de tratar posibles casos de contagio. Y reclaman extremar

Prevenir motines

UGT reclama además aeorosoles y equipos de intervención inmediata para prevenir motines. Este sindicato ha hecho público su «temor» a que «no se trata de hechos aislados» y ha exigido a la Conselleria de Justicia que tome medidas para gestionar esta crisis en los centros penitenciarios.

En una carta abierta al secretario de Medidas Penales, Amand Calderó, UGT-Presons reclama «garantizar la seguridad de los centros y los profesionales». Desde este sindicato advierte de que el incidente en Brians 1 de este sábado «se pudo abortar un potencial motón que ya estaba a punto de producirse» gracias a los funcionarios y Jefes de Servicio.