El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha afirmado este domingo que no tiene ninguna conciencia de haberse desconfinado por haber llevado a su mujer al hospital en vehículo para que acompañase a su hija cuando estaba de parto.

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones a preguntas de los periodistas sobre las informaciones que apuntan un posible incumplimiento del confinamiento por llevar en coche a su esposa al hospital con motivo del nacimiento de su primera nieta el pasado 16 de abril.

«Yo no fui al hospital a ver a mi nieta, ya me hubiera gustado haberla visto cuando nació, fui a llevar a mi mujer porque eran las seis y media de la mañana y era una situación de urgencia», ha explicado.

Ha detallado que llevó a su esposa en el asiento de atrás porque era esa hora y acababan de ingresar a su hija, «y era la persona que de inicio la iba a acompañar».

«Tengo perfecta conciencia de mis obligaciones» y «las cosas son mucho más sencillas», ha señalado, al tiempo que ha aclarado que esta situación se conoce porque fue él quien la contó en un programa de televisión y «porque no tengo ninguna conciencia de haberme desconfinado, como algunos dicen que me vieron ayer en Olivenza», su localidad natal y de residencia.

«Sería una locura que yo pudiera ir a Madrid al Congreso y al Senado y dormir en Madrid y no pudiera ir a mi casa», ha añadido.

Al margen de ello, ha manifestado que ha intentado guardar el confinamiento incluso con algunas críticas por hacerlo «desde el minuto uno».

«Yo entiendo a la gente, pero que en estas cosas no tengan dudas de mí», ha concluido.