País Vasco | Política Sentencia Tribunal Supremo.

Llaman a plasmar en 'Post it' recuerdos de las Herriko Tabernas antes de ser confiscadas

La izquierda abertzale activa una campaña para movilizar a sus seguidores ante la próxima confiscación de 107 locales que pasarán a manos del Estado.

Esta vez la protesta será más conmedida que nunca. No habrá ni pintadas, ni se arrojarán objetivos, ni se producirán concentraciones ni daños para los locales, los suyos. Por el momento, todo se limitará a colocar ‘post it’ de colores con mensajes. La izquierda abertzale ha activado una campaña en contra de la confiscación de las 107 Herriko Taberna dictada por la Justicia en 2015 por considerarlas parte de la estructura de financiación y propaganda de ETA. El pasado mes de abril fue la propia Sortu la que reveló que se había comenzado a embargar cuentas bancarias de algunos de los responsables de estos locales en los que la izquierda abertzale ha basado históricamente la socialización de su discurso político.

A puertas de que el Estado ejecute la confiscación de las Herriko Tabernas, que pasarían a ser de su propiedad, la izquierda abertzale ha iniciado una campaña en el conjunto de locales para movilizar a sus usuarios habituales a lo largo de los últimos años para que muestren sus recuerdos, denuncias y vivencias en ellos. Les insta a hacerlo a través de ‘post it’ o pequeños mensajes adheridos a los paneles que ya se han habilitado en muchas de las Herrikos.

A través de las redes sociales llaman a sus simpatizantes a responder a la presgunta «¿Qué significa para ti…?» seguido del nombre de cada local. Se invita a plasmar recuerdos, experiencias o incluso «olores y colores» con los que se relaciona la Herriko Taberna. En algunas de las convocatorias se llama a subrayar la aportación que durante décadas han hecho a la vida social, política y cultural del municipio.

107 ‘Herrikos’ y 20 condenados

El Tribunal Supremo ratificó en 2015 la sentencia dictada por la Audiencia Nacional un año antes, si bien rebajó las penas para la veintena de condenados. La Justicia determinó que los resposables de las Herriko Tabernas no podían ignorar la relación de la actividad de los locales con la del entorno de ETA. En la sentencia se apuntaba que en muchos casos las Herriko Tabernas se convirtieron en canales de difusión del mensaje de apoyo social y político, cuando no de bases para almacenar material y propaganda relacionada con la ‘kale borroka’.

Entre los condenados por el caso de las Herriko Taberenas figuraban destacados representantes de la izquierda abertzale como Rufino Etxebarria, Joseba Permach, Joseba Álvarez, Karmelo Landa y Juan Cruz Aldasoro. Todos ellos recibieron la pena mayor, un año y tres meses. Tras la sentencia no volvieron a ingresar en la cárcel ya que la pena se daba por cumplida por la prisión provisional que cumplieron al inicio del proceso. Los otros 15 condenados tampoco ingresaron en prisión. 14 imputados más fueron absueltos.

En los últimos tres lustros estos locales estaban gestionados por un administrador judicial desde que la operación iniciada por el juez Baltasar Garzón activara el proceso que ahora podría concluir con la confiscación. Un informe de la Ertzaintza elaborado en 2017 concluía que 68 Herriko Tabernas continuaban activas, una veintena cerraron y en cuatro casos habían cambiado de actividad.

Administración judicial

Actualmente, tras el inicio del embargo de cuentas bancarias se activará el proceso de embargo para que la propiedad de los locales pase a manos de la dirección de Defensa del patrimonio. En noviiembre de 2019 un auto determinó que no se podía pompletar la liquidación del periodo bajo administración judicial y por tanto una lilquidación de su actividad durante los últimos 17 años. Una vez completado el proceso, todo apunta a que los locales puedan ser subastados.

La izquierda abertzale considera que todo el proceso no es más que un «roba a la izquierda aberzale y a Euskal Herria» y un «expolio fruto de una sentencia «escandalosa», según afirmó Sortu el pasado 22 de abril. La formación considera que «El Reino español y sus aparatos estatales franquistas siguen empeñados en obstaculizar cualquier avance hacia la paz».

Te puede interesar

Comentar ()