El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Igancio Aguado, ha defendido que los gobiernos de coalición PP-Ciudadanos «son sólidos y están funcionando bien», lo que no es incompatible con buscar ámbitos de entendimiento con el PSOE, como el apoyo a la cuarta prórroga del estado de alarma. «Había que negociar con el gobierno porque, de lo contrario el estado de alarma habría decaído y no había marco jurídico», ha explicado en entrevista en la Ser.

«Entendíamos que había que hacer lo correcto y a veces lo correcto no es lo fácil», ha agregado para asegurar que «somos un único gobierno trabajando codo con codo cada día», pero ello no impide «un gran acuerdo a tres para sentar las bases de la reconstrucción incluyendo al socialista Ángel Gabilondo. «Si no somos capaces de sentarnos ahora en una mesa, cuándo lo vamos a hacer», se ha preguntado.

Aguado cree que PP y PSOE «han vivido bien en el frentismo y biptadismo y ese es un planteamiento político que asfixia a la oposición. Tiendo mi mano a Ayuso y Gabilondo», se ha ofrecido.

Por otro lado, ha defendido que la región «cumple todos los requisitos necesarios» para pasar a la Fase 1 y porque, además, «sería un jarro de agua fría para todos los autónomos y pymes» que llevan desde principio de marzo «sin tener ingresos, de empresas que tendrán que cerrar si no abren ahora».

Considera conseguido el control de la epidemia y la descongestión de los hospitales, que el confinamiento ha cumplido su objetivo y que ahora toca recuperar cierta actividad con todas las cautelas, como el uso de mascarilla en recintos cerrados. Aguado ha señalado que Madrid tiene 25.000 camas hospitalarias para hacer frente a cualquier repunte.