Internacional | Política

'La Macarena' se cuela en las protestas contra la muerte de George Floyd en EEUU

Los estadounidenses siguen echándose a las calles para protestar por la muerte de George Floyd. Las protestas que se extienden por las principales ciudades del país han dejado este sábado escenas curiosas como esta: un nutrido grupo de miembros de la Guardia Nacional en Atlanta han decidido unirse a los manifestantes y han bailado al son de La Macarena, la archiconocida canción de Los del Río.

Los ciudadanos que llenaban una de las arterias principales de la ciudad han asistido con sorpresa a la reacción de los soldados, quienes han practicado la coreografía que hizo popular al dúo andaluz por medio planeta.

De esta forma, los militares han querido homenajear a George Floyd, convertido sin pretenderlo en el emblema de las protestas contra el racismo que se han extendido por decenas de ciudades de Estados Unidos.

Amonestación de Twitter a Trump

Este sábado, Twitter ha amonestado por vez primera un mensaje del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el que describe como «matones» a los manifestantes que durante los últimos tres días han salido a las calles de Mineápolis, la capital del estado de Minesota, para protestar por la muerte de Floyd en una detención policial.

Las protestas han registrado episodios de saqueos en varios centros comerciales de la ciudad hasta el punto de que las autoridades del estado han activado el protocolo de emergencia, incluyendo una autorización para que la Guardia Nacional pueda asistir a las autoridades en el «restablecimiento de la seguridad y la calma debido a los disturbios civiles».

Poco después, Trump ha saltado a las redes sociales para condenar las acciones de los manifestantes con un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. «Estos matones están deshonrando la memoria de George Floyd y no voy a dejar que eso ocurra. Acabo de hablar con el gobernador (del estado) Tim Walz y le he dicho que el Ejército está con él hasta el final. Asumiremos el control si comienzan las dificultades pero cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos. ¡Gracias!», ha escrito.

La amonestación de Twitter ha consistido en ocultar este mensaje a los usuarios, que pueden acceder de todas formas a él tras aceptar la advertencia de la red social: «Este tweet incumplió las Reglas de Twitter relativas a glorificar la violencia. Sin embargo, Twitter determinó que puede ser de interés público que dicho tweet permanezca accesible».

Se trata de la primera vez que Twitter designa de esta manera un mensaje del mandatario en la misma semana que la compañía también matizó otro mensaje del presidente por desinformar sobre el voto por correo en Estados Unidos.

La respuesta de Trump a esta matización no se hizo esperar. Tras acusar a la compañía de coartar la libertad de expresión y de asegurar que si por él fuera, cerraría Twitter de no ser por las dificultades legales que ello comporta, acabó firmando este jueves una orden ejecutiva para facilitar la demanda ciudadana contra las redes sociales.

Tras conocer la amonestación, Trump ha vuelto a descargar su ira contra la plataforma. «No están haciendo absolutamente nada sobre las mentiras y la propaganda que está sacando China o el Partido Demócrata de Izquierda Radical», ha escrito Trump en un nuevo mensaje.

No obstante, horas después de pedir al Congreso que revoque la sección 230 de la ley de Comunicaciones que protegía a las redes sociales de esta clase de actividad judicial, el magnate neoyorquino ha rebajado el tono de sus mensajes y ha tratado de justificar sus primeros comentarios.

«Los saqueos llevan a disparos, y es por eso que un hombre murió en Mineápolis el miércoles por la noche», ha expresado en relación a la muerte de uno de los manifestantes por un disparo recibido durante los disturbios.

Trump ha puesto de ejemplo, a su vez, «lo que pasó en Louisville con siete personas» que resultaron heridas este mismo viernes por arma de fuego durante una protesta tras la muerte de una mujer negra durante une redada policial antinarcóticos.

«No quiero que pasen estas cosas, y es a esto a lo que me refería anoche», ha afirmado en relación al tuit en el que expresaba su apoyo al gobernador y llamaba matones a los manifestantes.

«Lo dije como un hecho, no como una declaración. Es muy simple, nadie debería tener ningún problema con esto más que los ‘haters’ y aquellos que buscan follones en las redes sociales. ¡Honrad la memoria de George Floyd», ha remachado.

Comentar ()