País Vasco | Política

Se complica el brote en el Hospital de Basurto: ya son 20 los pacientes y sanitarios infectados

El otro brite, en el Hospital de Txagorritxu de Vitoria peermanece estable con 4 infectados. En ambos casos se ha tenido que hacer test a más de 300 contactos cercanos entre pacientes, visitas y personal sanitario.

El brote de infección por Covid-19 detectado el pasado jueves en el Hospital vizcaíno de Basurto se ha complicado en las últimas horas. Si hasta ayer el centro médico registraba una decena de infectados, entre pacientes y personal sanitario, el departamento de Salud del Ejecutivo vasco ha notificado hoy que la cifra de positivos vinculados a este brote hospitalario asciende a 20. De ellos, nueve son trabajadores sanitarios y los otros once casos de coronavirus corresponden a pacientes o visitas recibidas por algunas de las personas ingresadas en el hospital.

Este brote se suma al que también se detectó en los últimos días en el Hospital de Txagorritxu de Vitoria, donde se han producido cuatro casos positivos en el interior del complejo sanitario. Se trata de dos pacientes, un profesional sanitario y una persona que visitó a uno de los enfermos. Por ahora en este caso no se han identificado nuevos casos, si bien no se da por plenamente controlado.

La aparición de estos brotes ha obligado a intensificar el control de los posibles contactos cercanos de todos los infectados y a reforzar las medidas de prevención y movilidad en el interior de las instalaciones hospitalarias. En el caso del Hospital de Txagorritxu se han realizado 102 pruebas PCR a contactos estrechos de los infectados, a los que se suman las 230 pruebas PCR que se han realilzado en el Hospital de Basurto -160 a profesionales sanitarios y 70 a pacientes y visitas- a personas que pudieran haber tenido algún contacto con los infectados.

En el Gobierno vasco no han ocultado que el incremento de positivos inquieta y han tenido que reforzar las medidas de prevención. Así, las visitas a pacientes en el pabellón en el que se ha producido el brote se han limitado. Los enfermos ingresados en este pabellón de cuatro plantas, el Pabellón Revilla, del hospital bilbaíno, deberán identificar una personas que será la única que podrá visitarles. Previamente se tendrá que verificar que su estado de salud es bueno y se reforzarán los llamamientos a guardar la distancia de seguridad, la higiene de manos y el uso obligatorio de mascarillas.

«Sigue entre nosotros»

Salud tiene previsto ir ampliando el seguimiento al personal del resto de pabellones que conforman el complejo hospitalario. El plan pasa por haber completado en el plazo de dos semanas el control vía PCR de todo el personal, más de un millar de profesiaonales. La consejera de Salud, Nekane Murga, ha recordado que «el virus sigue estando entre nosotros» y ha hecho un llamamiento a no relajar las medidas de prevención e higiene en la población. En el conjunto del País Vasco, en las últimas 24 horas se han confirmado 16 nuevos positivos PCR y 3 nuevos fallecidos.

Durante la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka ha asegurado que este escenario ya se contemplaba como posible en esta fase de retorno a la normalidad. Ha apuntado que la Fase 3 en la que ahora se encuentra Euskadi no supone que el riesgo esté superado y que la prudencia se debe mantener.

Ante la posibilidad de que se pueda habilitar la libre circulación y movilidad entre comunidades límitrofes en el mismo nivel de desescalada, Erkoreka ha asegurado que es una opción por ahora sigue sin confirmar. El País Vasco se ha mostrado partidario de facilitar la comunicación entre comunidades en la misma fase, en particular con La Rioja, Navarra y Cantabria. Por el momento tan solo el presidente cántabro, Miguel Angel Revilla, ha apostado de modo favorable a permitir la libre movilidad entre Euskadi y Cantabria a partir del próximo lunes 15 de junio.

Comentar ()