Política CRISIS DEL CORONAVIRUS

El delegado del Gobierno defiende el 8-M ante la juez: "No había ningún elemento para prohibirlo"

José Manuel Franco (centro) llega a los Juzgados. EP

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha defendido ante la jueza Carmen Rodríguez- Medel que le investiga por presunta prevaricación administrativa que «no había ningún elemento para prohibir la manifestación del 8 de marzo en Madrid» cuando «se estaban produciendo otros encuentros en Madrid no amparados en un derecho fundamental».

«No puedo considerarme responsable del 8-M e hice lo que me correspondía», ha dicho Franco a la salida de los juzgados de Plaza de Castilla, donde ha declarado durante más de una hora y media.

Respecto a los informes de la Guardia Civil entregados a la instructora, Franco ha asegurado que siente un «gran respeto» por el Instituto Armado como institución, pero «no puedo estar de acuerdo, lógicamente, con el informe que han hecho».

Franco es la única persona que en este momento está investigado en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid a raíz de la denuncia del abogado Víctor Valladares contra todos los delegados del Gobierno que autorizaron manifestaciones a partir del 2 de marzo, cuando se publicó un informe europeo que alertaba del riesgo de contagio por coronavirus.

Ante la jueza, Franco ha defendido que su actuación «ha sido siempre con arreglo a la ley y a las noticias que de mis expertos se iban tendiendo del coronavirus». «Me ha tocado esto y he intentado cumplir con mis obligaciones de delegado y como ciudadano de ayudar y colaborar con la Justicia», ha afirmado el delegado del Gobierno en Madrid a los más de veinte periodistas y fotógrafos que se agolpaban este miércoles a las puertas de los Juzgados.

«No está acreditado el incremento de casos»

«No está acreditado bajo ningún concepto que el incremento de casos que se dieron el día 9 de marzo tuviesen que ver con la manifestación del día 8, entre otros motivos porque los técnicos y los expertos sanitarios saben que el contagio tarda en manifestarse catorce días. Con lo cual, se hizo lo que en aquel momento marcaba la ley y lo que en aquel momento nos decían los expertos sanitarios que se podía hacer», ha defendido.

Te puede interesar

Comentar ()