El Ministerio de Sanidad es reticente a realizar pruebas PCR para detectar el nuevo coronavirus de forma masiva a todos los turistas que lleguen a España, según ha reconocido el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Precisamente, esta tarde la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido por carta a Pedro Sánchez un plan en el aeropuerto de Barajas para controlar la entrada de turistas.

Simón se ha pronunciado así en la rueda de prensa diaria, tras la reunión del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus, y después de que Canarias haya propuesto realizar PCR a todas las personas que vengan de fuera del espacio Schengen, y al menos a un 25 por ciento de los ciudadanos del países Schengen.

«El Ministerio de Sanidad no es muy proclive a realizar este tipo de pruebas masivas. No obstante, las decisiones finales ya son de las comunidades autónomas», ha señalado Simón. Sin embargo, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha destacado la necesidad de valorar tanto los criterios sanitarios como los aspectos logísticos a la hora de implantar esta medida, informa Europa Press.

Y es que, según ha argumentado, una persona que ha dado positivo se tiene que aislar, si bien una que ha dado negativo no significa que no esté infectada, por lo que puede dar una sensación de «falsa seguridad». En este sentido, Simón ha subrayado la necesidad de hacer un seguimiento a todas las personas que den negativo en el PCR con el fin de comprobar si en unos días presentan síntomas.

«Estamos hablando de hacer PCR a un avión que viene con 300 o 400 viajeros, pero están llegando un avión tras otro y a los pasajeros no se les puede tener esparcidos. Por tanto, esta medida requiere, además de criterios técnicos sanitarios, plantear todos los aspectos logísticos y valorar si va a aportar algo de interés», ha apostillado.

Por otra parte, y después de conocerse que se van a realizar PCR a todos los contactos cercanos de un caso confirmado de Covid-19, Simón ha informado de que se están barajando dos opciones: hacérselos en el momento en el que se detecte al caso positivo o a los 7 o 10 días, lo que reduciría también el periodo de cuarentena que, de por sí, tienen que estar los contactos estrechos de las personas confirmadas de Covid-19. Se espera que la decisión se adopte en uno o dos días.

Ayuso pide a Sánchez diseñar un plan para Barajas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, pedirá por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una reunión para abordar un plan para el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas tras la vuelta a la actividad, una reclamación que le ha realizado públicamente durante las últimas semanas.

En su cuenta de Twitter, la presidenta, ha escrito el siguiente mensaje: «Hace un mes no se podía pisar la calle. Ahora todo estará abierto, sin estrategia nacional ante rebrotes, y nuestros aeropuertos sin protocolo COVID-19. Madrid tendrá su propio plan. He pedido reunión al presidente para hacer juntos el de Barajas. La historia puede repetirse», al mismo tiempo que adjuntaba la carta dirigida a Sánchez.

Según ha informado el vicepresidente, Ignacio Aguado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, todos los miembros del Ejecutivo autonómico han coincidido en mostrar su «preocupación» porque con la apertura del aeropuerto a turistas «no se adopte ningún tipo de control».

«Nosotros vamos a pedir al Gobierno de España que reaccione, que no cometa el mismo error que hace tres meses, que sea responsable», ha sostenido, al tiempo que ha pedido que se exija a personas que van a llegar a los aeropuertos «garantías».

Aguado cree que no tomar ninguna decisión al respecto sería «una irresponsabilidad» porque les situaría en el punto de partida, «donde a nadie se le escapa que el aeropuerto de Barajas fue le principal foco de entrada del virus».

En este sentido, ha insistido en censura que se reabra «sin ningún tipo de restricción ni de exigencia adicional en mitad de una pandemia global». Como posibilidad, el vicepresidente ha deslizado que se exija la realización de PCR en origen, en un plazo de 24 a 48 horas. Algo que considera tendría «todo el sentido».

En el Ejecutivo autonómico apuestan por recibir turistas pero sabiendo ellos mismos su condición así como que también que se garantice que el conjunto de españoles puedan estar seguros de que no se van a dar «pasos atrás». No tomar medidas sería, según el vicepresidente, «no haber aprendido nada» de lo que ha sucedido en España con el coronavirus.