La Familia Real recibió a lo largo de 2019 un total de 423 regalos institucionales, entre ellos un facsímil de la Carta de Juan Sebastián Elcano a Carlos I y el cuaderno de su ‘Archivo personal’, regalos ambos que le hizo al Rey el lehendakari, Iñigo Urkullu, cuando inauguró el «Wind Europe Conference and Exhibition 2019».

Según la relación publicada este lunes por el Palacio de la Zarzuela, el Rey recibió también una Biblia del decano de Windsor, el reverendo David Conner, viajó a Reino Unido para recibir la Orden de la Jarretera, y un facsímil de ‘El camino’ de Delibes que le regaló el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, le regaló unas alpargatas típicas de la región.

Loader Loading…
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Los Reyes reciben multitud de figuras, medallas, placas y fotos conmemorativas, banderas, libros y piezas de artesanía. El sultán del pequeño emirato de Sharjah, Bin Muhammad al Qasimi, viajó a España como invitado de honor de la Feria Internacional del Libro y le regaló una copia dedicada de su libro «Yo condeno», sobre los crímenes perpetrados contra los musulmanes en Al Ándalus.

Entre los más curiosos está el sistema de fregado doméstico que le regaló al Rey la empresa Bellvis, con motivo de la inauguración del XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar o el Lego que le regaló Vestas Mediterranean en la exhibición Windeurope.

Entre los regalos también hay un juego de bolas de petanca, cortesía de la Federación Española de este deporte, las chanclas que le regaló el embajador de España en Brasil a Felipe VI durante su visita a Argentina en marzo, o las cuatro panderetas con las que obsequiaron a Leonor y Sofía en los premios Princesa de Asturias 2019.

Con motivo de su viaje de Estado a Cuba, el presidente de este país, Miguel Díaz Canel, le regaló al Rey una caja de madera con el libro ‘Noble Habana’ y un lápiz de memoria. La Reina recibió un collar y unos pendientes del presidente y un cuadro de su esposa, Lis Cuesta.

El Rey Felipe fue el destinatario de casi la mitad de esos regalos, un total de 201; la Reina recibió 102 y otros 63 fueron destinados a ambos. Otros 16 fueron para la Reina y sus hijas, cuatro para la Princesa de Asturias y un total de 29 para ella y su hermana Sofía de forma conjunta. El Rey Juan Carlos recibió tres y la Reina Sofía cinco. Todo ello ha pasado a Patrimonio Nacional.

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, les regaló a los Reyes un estuche con un ejemplar del facsímil «Testamentum Adefonsi Regis» y libro «Testamento de Alfonso II el Casto» cuando acudieron a la entrega de los Premios Princesa de Asturias.

En esa ocasión, la Fundación Princesa de Asturias regaló a las hijas de los Reyes dos libros de Siri Hustvetd, premiada en la categoría de Letras de 2019: ‘La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres’, y ‘El verano sin hombres’, ambos en versión original en inglés.

También regaló libros a las hijas de los Reyes el representante de En Común Podem Jaume Asens, cuando el jefe de Estado le recibió en audiencia en diciembre: ‘El diari lila de la Carlota’ y ‘Juno’.

Entre los tres regalos que recibió el Rey Juan Carlos figura un libro del poeta Joan Margarit, Premio Cervantes 2020, con motivo de la asistencia de la Reina Sofía a la entrega de la XXVIII edición del premio de poesía iberoamericana que lleva su nombre.

Normativa de 2015

La Casa Real publica cada año los regalos institucionales que reciben los miembros de la Familia Real. De acuerdo con el régimen que Felipe VI puso en marcha en 2015, solo pueden recibir regalos personales cuando no superen los usos sociales o de cortesía.

A los regalos que excedan esos usos, o bien se les da un tratamiento institucional y pasan a Patrimonio Nacional, o bien se ceden a una entidad sin ánimo de lucro que persiga fines de interés general o a una administración o entidad pública dedicada a fines acordes. En este caso, han informado fuentes de Casa Real, todos los regalos que figuran en el listado han pasado a Patrimonio Nacional.

En el listado constan multitud de regalos que no tienen gran valor económico, pero tienen carácter institucional, y como tal son entregados a Patrimonio, por haber sido ofrecidos por autoridades públicas, mandatarios extranjeros u organizadores de actos oficiales.