El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha dado positivo en coronavirus tras someterse por tercera vez a las pruebas de detección y presentar síntomas en los últimos días.

La sospecha de que el presidente brasileño podía padecer la enfermedad ya se había manifestado en otras ocasiones, pero hasta ahora los dos test a los que se había sometido habían sido negativos. Este fin de semana, el dirigente carioca volvió a levantar las alarmas tras presentar síntomas, entre ellos fiebre.

El mandatario se habría estado sometiendo a un tratamiento con hidroxicloroquina, un fármaco inmunomodulador que se usa para el tratamiento de la malaria y que otros dirigentes, como Donald Trump, también habían loado por sus presuntos efectos preventivos, ampliamente discutidos por la comunidad científica.

Bolsonaro, que calificó de «gripezinha» la Covid-19 a finales de marzo, está siendo criticado por su gestión de la pandemia, que ya ha dejado más de 1.6 millones de contagiados y más de 65.000 muertos oficiales en Brasil, donde la situación todavía está muy lejos de estar controlada.