El Ministerio del Interior propone para ocupar la codiciada plaza de consejero de Interior en la Embajada de España en Washington (EEUU) a un alto cargo de la Policía Nacional que se encuentra al frente del departamento encargado de evaluar el perfil de los peticionarios y hacer la criba inicial. El nombramiento está tan sólo a la espera de que lo firme el ministro Grande-Marlaska.

En la reunión celebrada el pasado 29 de junio, la Comisión de Destinos en el Exterior -órgano consultivo dependiente de la Secretaría de Estado de Seguridad encargado de la valoración de las solicitudes- concluyó que el comisario principal Carlos Antonio Vázquez Ara era el candidato «más adecuado» para ocupar la vacante de Washington de los once mandos policiales que pujaban por ella. Por el procedimiento de libre designación, la plaza había salido a convocatoria pública el 8 de febrero de 2019.

Su dilatada trayectoria de «más de 36 años» en el Cuerpo Nacional, su veteranía en labores «operativa y de gestión», su «probada capacidad de liderazgo», su «alto nivel de inglés» y su «conocimiento» de francés, las numerosas felicitaciones y condecoraciones que jalonan su hoja de servicios y su experiencia en «foros internacionales» fueron algunos de los méritos que expuso el director general de la Policía (Francisco Pardo Piqueras) para justificar por qué Vázquez Ara era la persona idónea. Así se detalla en el acta de la citada reunión, a la que ha tenido acceso El Independiente.

Acta de la reunión en la que la Comisión de Destinos en el Exterior acordó proponer al comisario principal Vázquez Ara para el puesto de consejero de Interior en la Embajada de España en Washington (EEUU).

El comisario principal propuesto ocupa el puesto de Jefe de la División de Cooperación Internacional en la Policía Nacional desde el 11 de enero de 2018, cuando fue nombrado por el ministro Juan Ignacio Zoido en sustitución de Mariano Germán Simancas Carrión. Vázquez Ara llegaba al cargo tras haber estado al frente de la Subdirección General de Cooperación Policial Internacional.

Vázquez Ara dirige el departamento que «evalúa el perfil» de los aspirantes a las plazas en las embajadas

La División de Cooperación Internacional participa en el proceso que desemboca en la elección de los inspectores jefes, comisarios y comisarios principales que ocupan las agregadurías y consejerías de Interior en las misiones diplomáticas permanentes que España tiene repartidas por todo el mundo.

En la resolución por la que el director general de la Policía Nacional anunció en febrero de 2019 la convocatoria de ésta y otras seis vacantes se detalla que es el departamento que dirige actualmente Carlos Antonio Vázquez Ara el que recibe de la División de Personal las solicitudes de los funcionarios interesados para su posterior traslado a la Secretaría de Estado de Seguridad «una vez comprobados los méritos alegados y evaluado el perfil de los peticionarios».

Bases de la convocatoria en la que se detalla que la División de Cooperación Internacional se encarga de comprobar los méritos alegados por los solicitantes y evaluar su perfil profesional.

De esta forma, no necesariamente terminan llegando a la Comisión de Destinos en el Exterior las propuestas de todos los funcionarios policiales interesados en ocupar alguna de las plazas convocadas, muy codiciadas en el Cuerpo debido a la elevada remuneración económica que conlleva su desempeño. Se da por seguro que el consejero de Interior en Washington -con extensión de acreditación a Canadá- cobra al año más de 210.000 euros, exentos de tributación en gran parte.

Pakistán y Bruselas, destinos previos

Superado el filtro de la Comisión de Destinos en el Exterior, los nombramientos de Vázquez Ara y de los otros seis funcionarios policiales propuestos para ocupar las plazas ofertadas en las legaciones de Pekín (China), Quito (Ecuador), Yaundé (Camerún), Bogotá (Colombia), Tánger (Marruecos) y Niamey (Níger) están tan sólo pendientes de que los firme Grande-Marlaska «previa consulta» al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, como exige el artículo 6.2 del real decreto sobre organización y funciones de las Consejerías de Interior en las Misiones Diplomáticas de España. Posteriormente tendrá que publicarse la resolución en la orden general de la Policía.

No sería la primera vez que el comisario principal Carlos Antonio Vázquez -licenciado en Ciencias Económicas y máster en Dirección Estratégica de la Seguridad Pública por la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid- ocupa el puesto de consejero de Interior en una embajada. Ya desempeñó esa responsabilidad en Pakistán y fue coordinador de Asuntos de Interior en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (Bruselas), según detalla su currículo.

Desde hace años, los nombramientos de los consejeros y agregados de Interior por parte de la Policía Nacional son motivo de polémica e incluso de contencioso en los tribunales, al adjudicarse en ocasiones a funcionarios con menos méritos de los que atesoran otros que han pujado por el mismo puesto. «Todo es una pantomima, un paripé», zanja un mando policial.

La polémica envuelve a estas plazas, muy codiciadas en la Policía por las retribuciones que conllevan

La Comisión de Destinos en el Exterior deberá reunirse ahora para proponer quién debe ocupar las consejerías de Interior en Roma (Italia) y Dakar (Senegal) y las agregadurías de Atenas (Grecia), Nairobi (Kenia), Tiflis (Georgia) y El Cairo (Egipto), convocadas el pasado 5 de junio y para las que ya expiró el plazo de 15 días hábiles para presentar las solicitudes.

Para optar a estos puestos, la normativa exige estar en situación administrativa de servicio activo, tener una antigüedad mínima en el Cuerpo de cinco años y acreditar el «conocimiento suficiente del idioma» necesario para poder desenvolverse en el destino. El periodo mínimo de permanencia es de dos años, siendo el máximo de cinco.

Ese tope tiene excepciones en ocasiones. Es el caso del agregado de Interior en Rabat, Jesús Rodríguez Rivera, que este año cumple cinco años en el puesto. En la Comisión de Destinos en el Exterior celebrada el pasado 28 de mayo, el director general de la Policía solicitó que se acordara la prórroga en el puesto «por necesidades del servicio». «Teniendo en cuenta que entre sus cometidos se incluyen las relaciones bilaterales de cooperación con las autoridades marroquíes dedicadas a la lucha contra el terrorismo y la radicalización, relaciones basadas en la confianza mutua y considerando la especial situación de este año motivada por la pandemia, se estima muy necesario continuar con una relación consolidada de confianza y posponer su relevo», planteó Pardo Piqueras.