El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha vuelto a afear este martes que el ahora vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, cuestionara la independencia de los jueces y ha puesto como ejemplos el caso Gürtel, los ERE de Andalucía, el caso Bankia o el caso Nóos, pues todos ellos ya han sido juzgados y algunos sentenciados.

«Todos esos casos han sido juzgados por jueces independientes. Si los jueces fueran manipulados por los políticos y estuvieran al servicio de los poderosos, como vino a decir desafortunadamente el vicepresidente segundo de nuestro Gobierno, estos casos no habrían salido adelante. Los hechos son tercos y lo que demuestran es la independencia de la justicia española», ha dicho Lesmes en un desayuno organizado por el Colegio de Abogados de Madrid, informa Europa Press.

Lesmes ha criticado que se haga «juego político» a la hora de renovar el GGPJ y ha censurado que haya «discursos muy pro respeto a la Constitución en algunas cosas» y no en otras, como la renovación que lleva pendiente año y medio.

El presidente del CGPJ pone como ejemplo los casos Gürtel o Nóos: «Los hechos son tercos y lo que demuestran es la independencia de la justicia española»

«El juego político a mi juicio no es correcto en este campo, donde la regla la marca la Constitución», ha indicado este martes el también presidente del Tribunal Supremo, al tiempo que ha lamentado estar «clamando en el desierto» por haber dirigido ya cuatro cartas a las presidencias del Congreso y del Senado para instar a la renovación del CGPJ, cuyo mandato expiró a finales de 2018, informa Efe.

Un mensaje que ha dirigido en el Foro Justicia del Colegio de Abogados de Madrid, presentado por el decano, José María Alonso, y al que también ha acudido el expresidente del Tribunal Constitucional (TC) Francisco Pérez de los Cobos.

Para Lesmes, tanto el CGPJ como un tercio del TC, cuyo mandato también ha finalizado, «debe renovarse en plazo para no vulnerar la Constitución» porque esta situación es «una anomalía que ningún bien hace» a las instituciones.

Precisamente ha puesto en valor durante su discurso la fortaleza del Poder Judicial, un campo donde, ha admitido, pocas mujeres tienen aún puestos de responsabilidad, aunque también ha indicado que «ese techo de cristal se está rompiendo», y ha destacado que este Consejo ha nombrado a tres magistradas en la Sala de lo Penal del Supremo, un 25 %.

Lesmes ha reivindicado la independencia de los jueces, que han juzgado y condenado importantes casos de corrupción y ha ensalzado la actuación del Supremo, que juzgó a los líderes del «procés» en un proceso «impecable y con todas las garantías».

Ha destacado la «transparencia» con la que se siguió dicho procedimiento y con la que se consiguió «desbaratar» las campañas de «auténtica difamación» que se dirigieron hacia la justicia.

Ha subrayado también Lesmes la labor «callada pero efectiva» del CGPJ durante estos años en los que se ha encontrado tres grandes desafíos: la corrupción, el desafío independentista catalán y la pandemia del coronavirus.

A raíz de esta última, Lesmes ha reconocido que la situación de la Justicia «será muy difícil» y es consciente de que «mucho presupuesto no habrá».

Preguntado por la demora del TC en sentencias como la de la ley del aborto o la de la prisión permanente revisable, el que fuese su presidente, Francisco Pérez de los Cobos, ha censurado que partidos que obtuvieron grandes mayorías no hayan cambiado las leyes si no estaban de acuerdo con ellas, aunque ha admitido que «urge» ya un pronunciamiento del tribunal.

El decano del Colegio, por su parte, ha reivindicado el papel de la abogacía y ha lamentado que no se la tenga «suficientemente en cuenta» en la «producción legislativa» y que parezca estar relegada a un «papel secundario».