Solo el 1% de los barceloneses sigue considerando el encaje de Cataluña en España como el principal problema político, según el último barómetro municipal. La gran mayoría está preocupada ahora por el Covid-19 y los efectos económicos derivados de la pandemia, aunque la primera respuesta espontánea es, de nuevo, la inseguridad en la capital catalana.

El sondeo, realizado a 800 vecinos de Barcelona entre el 3 y el 13 de julio, sitúa además al republicano Ernest Maragall como el dirigente mejor valorado del Consistorio, por delante de la alcaldesa Ada Colau. Aunque los comunes vuelven a ser el partido con más intención directa de voto.

Según la encuesta presentada hoy por el regidor Jordi Martí, el principal problema sigue siendo la inseguridad para el 17% de los consultados. Pero un 23% destaca como principales problemas los derivados del Covid-19: Así, la situación económica es el principal problema para el 8,8%, y el paro y el acceso al mercado de trabajo se sitúa en tercer lugar con un 7,1% prácticamente empatado con el propio coronavirus.

Colau ganaría las elecciones

En cuanto a la intención de voto, los Comunes de Ada Colau son la primera fuerza por intencion de voto directa, con un 13,9%, lo que Martí ha destacado como una muy buena noticia para su formación, pese a que su rival más directo, Maragall, gana a Colau en valoracion: 5,4 puntos para el de Esquerra frente a la nota de 4,9 que consigue la alcaldesa, a la que pese a todo aprueba casi el 60% de los consultados, igual que a Maragall.

En un contexto en el que el 28,7% de los consultados no sabe a qué partido votaría en unas elecciones municipales, ERC se sitúa en segundo lugar con un 13,1%, seguidos por el PSC con un 9,3. A más distancia, JxCat sería la cuarta fuerza con un 4,2 y la CUP la quinta con un 3,1, mientras Cs y el PP vuelven a sufrir el voto oculto, con un 1,1 y un 0,8% respectivamente asociados a un escasísimo recuerdo de voto en los comicios de hace un año.

«El porcentaje de voto hace un año fue de 13,7% y hoy el 13,9% dice que nos votaría» ha destacado el regidor morado, para el que «el resto de interpretaciones» como el hecho de que tanto ERC como BeComu caigan dos puntos en intención de voto mientras el PSC los recupera, son excesivas.

Buena valoración del Gobierno

Desde la perspectiva del gobierno municipal en su conjunto «el barómetro es positivo» ha insistido Martí, señalando que los vecinos «nos ven mejor que hace seis meses habiendo pasado por una pandemia». El regidor también ha destacado la buena valoración de la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno, tradicionalmente la administración peor valorada en estos barómetros.

Así, el 60% de los consultados cree que la gestión del ayuntamiento ha sido normal, buena o muy buena, lo que supone seis puntos más que en diciembre. También mejoran el Gobierno, que sube 11 puntos tras la gestión de la pandemia, y la Generalitat, que avanza 8 puntos.