Política | Tribunales CRISIS POR EL CORONAVIRUS

El fiscal Navajas explota contra los compañeros que le critican "cobardemente sin dar la cara"

El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, que solicitó archivar todas las querellas contra el Gobierno por la gestión de la pandemia, amenaza con "poner en su sitio" a los fiscales que le han descalificado

El teniente fiscal del Tribunal Supremo Luis Navajas, que firmó el informe con el que solicitó al alto tribunal archivar las 20 querellas contra el Gobierno por la gestión del coronavirus, ha estallado contra las críticas de sus propios compañeros de carrera.

Navajas afirma estar dolido porque otros fiscales se hayan «ido a los periódicos cobardemente, sin dar la cara» a criticar el escrito que lleva su firma «ocultándose en el recurso del ‘señor fuentes’, fuentes del Supremo, fuentes de la Fiscalía» para decir que «el informe es un mal informe, el informe es esto» y reprocha que «eso no se ha visto en la historia de la Fiscalía española jamás».

En una entrevista concedida a Okdiario, el representante del Ministerio Público a quien la fiscal general, Dolores Delgado, confió la máxima responsabilidad del informe con el asesoramiento de la Secretaría General Técnica y de los fiscales de Sala Juan Ignacio Campos y Pilar Fernández Valcarce, afirma que «he sido fiscal general del Estado para este caso y asumo toda la responsabilidad de ese dictamen».

El informe presentado a la Sala Penal del Tribunal Supremo el pasado 15 de septiembre, en el que se rechazó que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así como el resto de ministros tuvieran alguna responsabilidad penal en la gestión de la pandemia, levantó críticas entre los fiscales del Tribunal Supremo. Distintos medios de comunicación, también El Independiente, recogieron su parecer. Éstos no criticaron que se rechazaran las querellas por la vía penal presentadas por distintas asociaciones de la Guardia Civil, sindicatos médicos, trabajadores públicos y familiares de víctimas, sino que contuviera «valoraciones que exceden el estudio jurídico de los hechos» y una «defensa» de la actuación del Gobierno. Vieron una clara influencia de la fiscal general Dolores Delgado, exministra de Justicia con el Gobierno socialista, en el texto.

Navajas contesta públicamente a estas críticas: «Lo que no se puede decir es que las secretarías técnicas que nombran los conservadores, esas son magníficas, y se está descalificando la actual porque claro, a esta señora la han nombrado unos señores que son del PSOE. ¿Y la secretaría técnica que nombró Torres Dulce o Consuelo Madrigal?».

Apoyo a los fiscales del ‘procés’

El teniente fiscal, que se jubila el próximo diciembre, afirma que esto no «se ha visto en la historia de la Fiscalía española jamás» y desvela que la fiscal general le transmitió toda su confianza para que asumiera el papel de fiscal general en aquellos asuntos en los que ella se apartara por haber sido ministra de Justicia y diputada socialista.

Recuerda que los fiscales de Sala del procés, «el asunto que se consideró el más importante de la democracia después del 23-F», contaron con el apoyo de la carrera fiscal aunque luego la Sala Segunda tumbara su pretensión de condenar a los políticos independentistas por rebelión. Reprocha que ellos no hayan hecho lo mismo: «Nadie descalificó el trabajo de los señores del procés, estábamos todos los días animándolos y algunos no estábamos de acuerdo, pero a mí no se me ocurrió, a ningún compañero se le ocurrió irse a Okdiario a decir ‘esto de la rebelión es una barbaridad’. No, no, no, con vosotros hasta el último momento, y después el Supremo viene y les da la bofetada. Y que estos señores no esperen ni siquiera la respuesta a mi informe».

No le importa «desatar una guerra»

En cuanto a la insistencia para que la Junta de Fiscales se reuniera y diera su opinión para elaborar el informe por parte de la Asociación de Fiscales, Navajas también contesta: «La Junta está para asesorar en materia doctrinal a la fiscal general de Estado. Y se convocará la Junta de Fiscales de Sala cuando la FGE lo crea conveniente».

En la entrevista, Navajas amenaza con poner a los críticos «en su sitio», a desvelar cosas y dar nombres «en 48 o 72 horas». Afirma que no le importará provocar una guerra en la carrera fiscal y que «voy a ponerle a muchos la cara colorada y en su sitio».

Comentar ()