El opositor ruso Alexéi Navalny recibió el alta médica el martes después de más de un mes hospitalizado en Berlín tras su supuesto envenenamiento, según han informado este miércoles los médicos del hospital de la Charité.

«El estado de salud del paciente mejoró tanto que pudieron interrumpirse los cuidados intensivos», señala en centro médico en un comunicado, recogido por AFP. Aunque el hospital indica que aún es pronto para valorar si Navalny tendrá secuelas a largo plazo.

En los últimos días, el opositor ha difundido imágenes de él para mostrar su recuperación. Navalny, según determinaron laboratorios de Alemania, Francia y Suecia, fue envenenado con un agente neurotóxico del tipo Novichok.