El alcalde de Seúl, Park Won Soon, ha aparecido muerto este jueves horas después de que su familia denunciase su desaparición, según informa Efe.

La hija de Park presentó una denuncia pasadas las 17.00 horas (hora local) en la que aseguraba que su padre «había salido de casa hace cuatro o cinco horas después de decir unas palabras que parecían testamentarias». «Su teléfono está apagado», señaló, según la agencia de noticias Yonhap.

Tras la alerta de los familiares, la Policía surcoreana estableció un amplio dispositivo de búsqueda con agentes, perros y drones. Finalmente, el cadáver se ha hallado en el monte Bukak, en el distrito de Jogno, al norte de la capital surcoreana, cerca de donde había sido visto por última vez.

Park Won Soon (Changyeoung, 1965) era el alcalde de Seúl desde 2011. Su primer mandato lo logró como candidato independiente y el segundo y el tercero como representante del Partido Democrático. Gracias a su popularidad su nombre sonaba como potencial candidato para presidir el país.