Si en el fútbol destituyen al entrenador cuando el equipo no gana, en OT18 han decido prescindir de Itziar Castro, profesora de interpretación, puesto que los triunfitos de esta hornada no son capaces de transmitir en el escenario. La actriz confirma a través de un comunicado que «ha sido despedida de forma unilateral y precipitada, sin que lo esperase». De momento nadie quiere hablar, lo que está claro es que se trata de una decisión sin precedentes que los concursantes conocerán esta noche en directo durante el transcurso de la sexta gala de OT. Itziar Castro ha pagado los platos rotos de los problemas que se filtran en esta edición de OT18.

Itziar Castro aterrizó en OT18 para llenar la ausencia de los Javis, los profesores más mediáticos de la academia

Itziar Castro aterrizó en OT18 para llenar la ausencia de los Javis, los profesores más mediáticos de la academia. La actriz era consciente del riesgo y del reto al que se enfrentaba, Javier Ambrossi y Javier Calvo le habían dejado el listón muy alto, lo que no significa que no fuera capaz de alcanzarlo.

Todo es muy raro. La bomba ha saltado justo después de la visita y de la clase magistral de los Javis. Ellos decidieron abandonar OT porque el trabajo como profesores de interpretación se les solapaba con el rodaje de la nueva temporada de Paquita Salas. El centro de la cuestión podría radicar en que Netflix ha retrasado el rodaje y, ahora sí, Ambrossi y Calvo puede que tengan un hueco para enseñar a los triunfitos. Desde Gestmusic no confirman nada, pero este cambalache futbolístico huele a regreso. ¿Y si, como en el fútbol, el equipo juega a la contra para acabar con el entrenador? ¿Estarán los triunfitos jugando a la contra para que vuelvan los Javis?

La bomba ha saltado justo después de la visita y de la clase magistral de los Javis

En la academia hay nervios, muchos nervios. Para empezar, el programa, arrasa en redes, aunque no termina de cuajar su audiencia. Por si fuera poco el tema de la audiencia, esta edición no rezuma el carisma de la anterior, los triunfitos van de sobraos y han aterrizado en la academia como el toro cuando ya se ha enfrentado al capote, resabiados. Muchos conocimientos de música, pero del resto humo. No hay más que recordar la cantidad de brocas que se han llevado en las primeras cinco galas. Para empezar, Noemí Galera consideró la tercera gala como “el comienzo oficial de OT”. Según ella, las anteriores fueron lo más parecido a un karaoke de lujo.

Desde que tomó el relevo, las clases de Itziar Castro han sido comparadas con las de los Javis, además, la actriz ha sido tratada como la nueva y los profesores tampoco se han mostrado tan piña con ella como con los Javis. Lo pueden negar, pero no tienen más que repasar las grabaciones.

La actriz ha sido tratada como la nueva y los profesores tampoco se han mostrado tan piña con ella como con los Javis

Es cierto que el jurado y los docentes se han quejado del escaso esfuerzo interpretativo de los concursantes, pero no olvidemos que también les han caído broncas por ir a las grabaciones sin saber la letra. El domingo pasado, sin ir más lejos, los triunfitos se llevaron una buena reprimenda de Mamen Márquez, profesora de técnica vocal, por la desgana general en la grabación de la canción grupal para el disco de la gala.

“No he visto nunca enfadada a Mamen Márquez. Jamás. Y que suba ayer a daros un toque de atención a mí me deja bastante hecha polvo, cosa que no vi que os pasase a vosotros”, les espetó Noemí Galera.

OT os puede asegurar que grabareis un CD cada semana, pero una vez salgáis por esa puerta, ya veremos quiénes de vosotros pueden grabar un disco, porque a lo mejor salís y no os conoce nadie. Ni siquiera los que estén aquí tres meses. Tener una carrera musical es dificilísimo y si yo soy un productor discográfico y veo a 12 personas que tiene que subir su profesor a llamarles la atención porque bajan a grabar con una desgana que pa qué… pues a lo mejor se me quitan las ganas de grabar con esa gente”.

El enfado de la directora iba en aumento y a los aspirantes a Amaia, Aitana o Ana Guerra les dejó las cosas muy claritas. “La tele tiene una cosa muy buena y algo muy malo. Lo bueno es que llegas a la casa de la gente muy rápidamente, todo el mundo sabe cómo nos llamamos, quiénes somos y qué hacemos, pero tiene una cosa malísima también, y es que cuando se apagan estos focos, en 15 días nadie sabe quién eres. Si no hay trabajo serio, compromiso y pasión nos vamos a la mierda».

En su soliloquio, Noemí Galera continuó con el asunto de la gira. “Nadie os asegura que haya una gira, ¿qué gira? Los del año pasado tuvieron muchísima suerte, no sabemos si vosotros la vais a tener igual, no sabemos si vais a llenar un Bernabéu. Ojalá todos vosotros tengáis una carrera discográfica, pero la realidad es que no va a ser así. No viváis en los pajaritos ni en lo que puede pasar cuando salgamos, vivid el presente”. Que se vayan aplicando el cuento.