La empresa Fi Network ha retirado su publicidad de Gran Hermano, «como repulsa al presunta caso de violación ocurrido en el programa». El operador de telecomunicaciones anuncia que la acción es inmediata y que quieren mostrar «su solidaridad y poyo no sólo a la supuesta víctima, sino a todas las mujeres que sufren este tipo de actos reprochables y delictivos».

Se trata de la primera empresa que públicamente ha anunciado el fin de su patrocinio al programa, aunque el pasado 23 de noviembre tanto Coto Matamoros como Pepe Herrero iniciaron un boicot contra Gran Hermano. «Cuando estos degenerados pretenden espectacularizar la violación, el acoso y el bullying es que te consideran un amoral. ¿Los anunciantes de GH también nos consideran menos que ratas? Esa es la clave», aseguró Matamoros en su cuenta de Twitter.