Series y Televisión

'Supervivientes 2020': La segunda mejor gala inaugural de su historia

El reality comienza firmando un 32.7% de share y dividiendo el grupo en tres partes

La edición más extrema de Supervivientes debuta en pantalla con el segundo mejor dato de gala inaugural de la historia de sus doce ediciones. Un 32.7% de audiencia y la friolera de 3.2 millones de espectadores son los resultados de un estreno que afianza la noche de los jueves en Telecinco.

La única gala inaugural que supera a esta última es la marcada por el ‘pantojazo’ del pasado año que marcó un antes y un después en la historia del programa de telerrealidad con un 36.5%. Sin embargo, la decimotercera edición de Supervivientes arranca con fuerza y garantiza el espectáculo en sus galas gracias a un casting cargado de personalidades extremas, extrañas y predispuestas a la aventura.

La primera gala deja marcadas las bases del concurso para cada uno de sus participantes. Una Yiya enfrentada con media isla sin necesidad aparente, cazadora de conflictos y ansiosa de atención. El sorprendente descubrimiento en el hijo de Ivonne Reyes que deja sorprendida a la audiencia con su carisma, energía y alegría o la ilusión en mujeres como Ana María Aldón y Elena Rodríguez que dicen estar liberadas viviendo una segunda adolescencia.

La gala finalizó con un grupo dividido en tres. Por un lado, los siervos, que vivirán en condiciones nefastas, poca pesca y en el lado más sombrío de la playa. Los mortales que tendrán mejores alimentos, herramientas y podrán gozar del sol hondureño, y por último, un Dios, en este caso, Hugo Sierra, que campará a sus anchas por donde desee, con fruta fresca, latas, esterilla, tejado que podrá pedir a sus compañeros todo tipo de favores.

Además, los espectadores pueden comenzar a fichar a su ‘personaje’ favorito y luchar por su permanencia tras llevarse a cabo las primeras nominaciones, que han colocado en la palestra a Yiya, Fani, José Antonio y Vicky Larraz.

Comentar ()