Pablo Motos vuelve ser diana de las críticas en Twitter. En esta ocasión se debe al Covid y sus respectivas restricciones sanitarias. La pasada noche del martes, se reunió en el plató de El Hormiguero Film Symphony Orchestra con sus «45 músicos y su director». La imagen de sus componentes pegados, sin guardar la distancia de seguridad necesaria, e incluso muchos de ellos sin la mascarilla obligatoria para así poder tocar provocó la indignación de miles de espectadores.

«Por supuesto, aprovecho que están todos poniéndose en su posición para decir que antes de entrar esta noche aquí todo el mundo se ha hecho una prueba PCR y todo el mundo es negativo, así que estamos todos seguros», justificó Motos.

Muchos de los usuarios de Twitter han aprovechado para recordar algunas de las restricciones de la Comunidad de Madrid, donde, por ejemplo, las reuniones sociales o familiares están limitadas a seis personas, el número máximo de personas en lugares cerrados es de 10 personas.