Fotograma de ‘La cabaña en el Tirol’.

Fotograma de ‘La cabaña en el Tirol’.

Cine | Series y Televisión

"Psicopatía y alemanes haciendo cosas en entornos idílicos": el éxito del telefilme

'El Independiente' habla con @PelideTarde, la exitosa cuenta que dignifica las películas de sobremesa de la parrilla televisiva española

Madrinas asesinas, cabañas de monte en las que acontecen eventos paranormales y vecinos recién llegados al barrio con una maleta repleta de taras mentales. Algunos las emplean como somnífero a la hora de la siesta, otros las contemplan anonadados por lo que en ellas se desarrolla. Las películas de sobremesa que copan la parrilla televisiva son de dudosa calidad, pero de asegurado entretenimiento. Ya sean alemanas, suecas, danesas o noruegas, los guiones contemplan todo tipo de escenarios para que lo bizarro se convierta en personaje protagonista.

En el Olimpo de su veneración se encuentra Peli de Tarde, la cuenta que ironiza sobre estas cintas en Twitter y que suma más de 20 mil seguidores. Entre reseñas en su web y bromas sobre las películas que las cadenas españolas emiten a partir de las cuatro de la tarde, Peli de tarde habla con El Independiente acerca del fenómeno de este género cinematográfico.

«La peli de tarde debe contener un poco de psicopatía, algo de alemanes haciendo cosas en entornos idílicos, también un negocio (de cupcakes, a poder ser) a punto de desaparecer por estar en quiebra, algo de conflictos familiares, un poco de Navidad y, de vez en cuando, monstruos gigantes asesinos como contrapunto», explica.

El éxito del telefilme no reside en la propia película, sino en la capacidad que tiene de aunar todos los títulos bajo el mismo subgénero: pelis de tarde de Antena 3. Ya sea de hermanas duplicadas y separadas al nacer, o de una historia de amor que se sucede en la Alemania más profunda y siniestra, todos los guiones terminan entrando en dicha categoría.

«La clave está en que sea emitida en horario de sobremesa. Esto, que parece tan obvio, no siempre se respeta. Cada semana vemos que títulos como Obsesión letal, Enamorada de mi jefe o Una infidelidad peligrosa son emitidos en horario nocturno, desnaturalizando completamente el género”, cuentan desde Peli de Tarde. «Las cadenas de televisión pretenden jugar a ser Dios manipulando la programación e interfiriendo, así, en nuestros procesos de descanso, pero este es un juego muy peligroso. Modificar de forma tan radical nuestros hábitos puede terminar acelerando el cambio climático», ironiza.

Para esta exitosa página especializada en las películas elaboradas para la televisión, y que vienen en pack para no perder el hilo de la casa de la pradera alemana en que se ruedan, lo más bizarro no es el guion que presentan, sino «que pretendan hacernos creer que allí siempre hace buen tiempo. En La cabaña en el Tirol lo que esperas es ver una buena nevada, pero luego no aparece ni un solo teutón con jersey. Siempre están todos torrándose al sol», relata.

Admite que «una majareta» de este tipo de filmes le llevó a abrirse la cuenta en redes sociales. «Una tarde me desperté justo en el momento en el que, en una de estas pelis, una niñera psicópata clavaba un cuchillo en la espalda de la madre que quería suplantar. Lo hacía con tanta pasión, estaba tan convencida de que con esa cuchillada iba a ocupar el lugar de aquella mujer en su familia, que merecía que abriese una cuenta de Twitter en su honor», relata.

Peli de Tarde considera Qué bello es vivir como la peor película navideña «porque ninguno de los protagonistas viste un jersey rojo o verde, como entiendo que es obligatorio en este subgénero», explica. «Cierto es que se trata de una película en blanco y negro y que quizás sí que llevan alguna prenda con estos colores y yo no lo sepa, pero ¡haberla rodado en color!».

Por ello, ha elaborado un listado de películas navideñas para los amantes de las historias que mezclan problemas psicológicos con amores de la infancia que regresan cuando la protagonista está organizando su boda. Aconseja empezar por un clásico, Santa Claus conquista a los marcianos (1964). «Se dice que es la primera película de la historia en la que aparece Santa Claus, por lo que es un documento con un valor cinematográfico comparable al de la Salida de los obreros de la fábrica o Llegada del tren a la estación de La Ciotat de los Lumière», apunta.

«Una vez contemplada esa pieza histórica, siempre es recomendable ver alguna en la que haya dos gemelas que se encuentran casualmente por primera vez en sus vidas (porque fueron separadas al nacer)” y añade un clásico en cada parrilla televisiva después de engullir un menú de tres platos: «alguna de una mujer que vuelve a su pueblo y se reenamora de su ex, y también una de un perro que salve la Navidad». 

En la actualidad, Peli de Tarde aúna este género cinematográfico con los personajes más carismáticos de nuestra política. Sin ir más lejos, el otro día comparó la aventura navideña de la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, y el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, con la típica película de sobremesa navideña que estos días acaba con la paciencia de los solteros.

Los cinéfilos más puros nunca contemplarán añadir en su lista de mejores largometrajes ninguna de las mencionadas anteriormente, pero Peli de Tarde no solo las considera como «infravaloradas», sino que admite luchar «por dignificarlas» en Twitter. «Tengo que cortar la entrevista, porque me estoy emocionando», admite a El Independiente.

Siempre nos quedarán las películas alemanas de las 16:00.

Comentar ()