Series y Televisión

La frenética historia de amor que ha llevado a Pamela Anderson y a Tommy Lee al cine

Pamela Anderson y Tommy Lee

Pamela Anderson y Tommy Lee RRSS

Ni si quiera las palabras sirvieron para provocar un encuentro que ya estaba escrito. Un chupito de Goldschläger y lametazos en la cara se convirtieron en el principio del fin de la relación más salvaje de los 90. Después, un escándalo sexual convertido en sex-tape, una boda en la playa con tatuajes en lugar de anillos y un ambiente tóxico y descontrolado que han hecho de su intimidad un libro y de un libro una serie de 8 episodios dedicada enteramente a la vida conjunta de Pamela Anderson y Tommy Lee. Pam & Tommy, nombre sencillo pero fácil de encontrar, se estrenará en la plataforma Star+ (Disney) el próximo 2 de febrero para dar rienda suelta al amor de la última pareja del rock que una generación alabó y que hoy rechazaríamos.

Era la noche de fin de año de 1994, Tommy Lee fue invitado al Club Sanctuary (Beverly Hills), que entonces era propiedad en parte de Anderson. Una camarera le sirvió un chupito de Goldschläger, un aguardiente de canela con escamas de oro flotando, diciéndole que era invitación de Pamela. Y ese fue el impulso perfecto para que la estrella de rock se acercara al salón donde estaba la anfitriona divirtiéndose con sus amigas.

Tommy le dio un trago a su botella y entonces se sentó junto a la actriz y le dio un lametazo en la cara, así lo recuerda en el libro de sus memorias que publicó el 13 de septiembre de 2005 bajo el nombre de Tommyland: «No dije hola. No dije ni una palabra. Solo lamí un lado de su cara como si fuese un puto perro gigante. Ella estaba en plan ‘oh, dios mío’, y sus amigas se volvieron locas, agitando las manos y diciéndole ‘no, no, no ¡No!’ No se pusieron muy contentas cuando mordí una pastilla de éxtasis en dos y puse la mitad en su boca”. Aunque esta última declaración fue puesta en duda en el mismo libro por parte de Pamela, alegando que su ex marido tenía muchas lagunas en la memoria y que en realidad «Tommy pensó que era el único del club al que le había enviado el chupito. Invité a Goldschläger a todo el mundo en el club, no solo a él. No había tomado éxtasis antes y él no me lo dio aquella noche. Tommy se sentó y me lamió la cara, así que yo lamí la de mi amiga a mi lado, y ella a otra amiga a su lado, y así estuvimos en círculo durante un rato», puntualiza.

La escena fue interrumpida porque Lee tuvo la maravillosa idea de lanzar un vaso al suelo provocando un estruendo de cristales rotos, justificándose con que era griego y estaba contento. Y todos conocemos la extraña tradición griega de romper platos como augurio de felicidad. Este hecho, sin embargo, le pareció interesante a Pamela.

El pasado de Tommy

Tommy Lee ya tenía un largo recorrido en escándalos sentimentales. En aquella época llevaba más de una década siendo el batería del grupo Mötley Crüe y, como cuenta en la biografía del grupo Los trapos sucios, la autobiografía de Mötley Crüe, había sido protagonista de hechos machistas y escabrosos que narra con detalle en el libro, sumados a una larga lista de aventuras propias de un grupo de rock: toneladas de drogas, sobredosis, ingesta abundante de alcohol, sexo desenfrenado, rehabilitación… En él cuenta la ruptura de una de sus primeras relaciones con una chica llamada Honey a la que pegó, con rotura de dientes incluida, -según él, por primera vez- después de que ella insultara a su madre.

Después de Honey vino Elaine Starchuck, con boda y divorcio fugaz, y más adelante llegó Heather Locklear (actriz de Dinastía y Melrose Place). Con ella se volvió a casar y tras siete años de infidelidades, largas giras, fama, alcohol y drogas, el matrimonio se resquebrajó en 1993. Recién divorciado, vio a Pamela por primera vez. Según cuenta en Tommyland, él estaba soltero y con ganas de empezar una relación, pero Pamela interrumpe sarcástica ese recuerdo: «Realmente necesita tomar las cápsulas de ginkgo biloba (pastillas para la memoria) que le di. Ni acababa de romper con Heather Lockear, ni estaba soltero. Salía con una chica llamada Bobbie Brown que estaba en el club con él aquella noche». Y así es, Tommy estaba con Bobbie cuando se enamoró perdidamente de Pamela aquella noche después de besarla delante de su novia y pedirle el número de teléfono.

Heather Locklear y Tommy Lee en los años 80
Heather Locklear y Tommy Lee en los años 80 CC

El reencuentro

Tras consecutivos tonteos telefónicos, Pamela se decidió a dejarle un mensaje en el buzón de voz invitándole al hotel Nikko. Tommy, nervioso, fue a un sex shop a suministrarse de juguetes sexuales y disfraces eróticos, pero cuando llegó, Pamela ya no estaba allí. Después de «buscarla como un jodido acosador», como sus propias palabras indican, ella respondió el teléfono, disculpándose por haberse olvidado de la cita y poniéndole como impedimento a un posible encuentro su grabación de Vigilantes de la Playa en Cancún. Lee no lo tomó como un obstáculo, sino como una oportunidad, y sin saber ni si quiera dónde se alojaba, llamó a todos los hoteles de lujo de la ciudad hasta que la encontró: «Acabo de llegar a Cancún, ¿dónde estás?».

Pamela pensaba que estaba loco, y no se equivocaba. Sin embargo, después de ignorar las múltiples llamadas del músico, una noche en una aburrida cena de trabajo decidió llamarle para ir a tomar unas copas con sus amigos y después de prohibirle la entrada en el hotel de la actriz, el Señor Frog’s (cadena de bares muy conocida en México) fue testigo de la conversación en la que «la magia regresó sin el éxtasis y el mundo que nos rodeaba desapareció por completo».

Boda de Pamela Anderson y Tommy Lee
Boda de Pamela Anderson y Tommy Lee CC

Pamela por su parte, también había tenido relaciones anteriores. En los 90, se había convertido en el indiscutible icono sexual del planeta y con ello se introdujo en el círculo de la mansión Playboy. Allí fue vista con artistas de mayor envergadura que el rockero como Scott Baio. Pero sin duda, su mayor y más sorprendente aparición fue con el productor Jon Peters. Su ruptura se produjo antes del viaje a Cancún.

4 días fueron suficientes para que Pamela y Tommy se enamoraran y se casaran la tarde del 19 de febrero de 1995. Ella, con un bikini blanco y pareo; él, con unas bermudas caqui. Afianzaron su matrimonio con tatuajes en su dedo anular en lugar de alianzas. Tommy llevaba el de Pam y Pamela el de Tommy.

Una cinta de vídeo como escándalo sexual

Pronto desencadenaron el sueño americano para revistas y cadenas de televisión. Eran máquinas de hacer dinero. Y su amor se representó en el nacimiento de sus dos hijos. Previo al nacimiento de los que serían uno de los motivos de su ruptura, fueron dueños y protagonistas de un escándalo sexual que se hizo eco en medio mundo. Altercado en el que además, se centra la serie.

Un artículo de Rolling Stone en 2014 revela todo lo ocurrido. Era la primavera de 1995, Pam y Tommy estaban reformando su mansión en Malibú, y pasaban los días bebiendo y sumergidos en sus piscinas. Pamela estaba embarazada de su primer hijo, Brandon, y la pareja se había dedicado a grabar sus encuentros sexuales. Sin embargo, con la idea de creerse superiores, decidieron despedir a una gran cantidad de miembros del personal, negándose a pagarles por el trabajo que ya habían emprendido. Entonces aparece Rand Gauthier, un electricista que, despreocupado por cobrar los 20.000 dólares que le debían, regresaba para coger sus herramientas e irse. Cuando volvió, Tommy le apuntó con un arma y le exigió que abandonara la propiedad. Rand, con sed de venganza, ideó un plan para robar la caja fuerte que el matrimonio escondía en su garaje.

Lo que esperaba Gauthier era encontrar los objetos más preciados de ambos, pero lo que descubrió fue muy diferente. Su interior contenía una cinta que cambiaría el curso de la historia. Una vez en sus manos, el electricista, que también trabajaba en la industria del porno, la llevó al estudio y la vio con el propietario. Su entusiasmo por predecir un futuro inmersos en riqueza no duró mucho tiempo. Después de varios intentos por distribuir la cinta, descubrieron que ninguna empresa la aceptaría sin el consentimiento de Pamela y Tommy, algo que aseguraban que nunca iba a suceder. En esa época solo 40 millones de personas en todo el mundo tenían acceso a internet, pero la web parecía el mercado negro perfecto para hacer llegar la cinta a los consumidores.

Después de muchas dudas, ambos crearon sitios webs para vender las copias de la cinta a cambio de dinero. También se vendían desde el maletero de sus coches. Unos meses más tarde The Daily Mail publicó una edición de revisión anual del ascenso a la fama de Anderson y Lee, mencionando el vídeo sexual. Fue en ese momento cuando la pareja se dio cuenta de que su cinta había sido robada y filtrada.

Un sitio porno llamado Club Love tenía la cinta reproduciéndose en bucle durante 5 horas con gente sintonizando desde todas partes del mundo. A esas alturas, a Tommy y Pamela no les quedaba más remedio que llegar a un acuerdo y cederle los derechos de autor a Club Love. Finalmente se crearon copias de VHS y DVD, y en febrero de 1998 se vendía en las tiendas, llegando a generar millones de copias en menos de 12 meses. Gauthier, sin embargo, no vio ni un solo dólar.

No es la única filtración de víeos sexuales que han ocurrido a lo largo de la historia. Ya pasó con Kim Kardashian y Ray-J, motivo del que se aprovechó la madre de Kim, Kris Jenner, para lanzarla a la fama; y con la cinta de vídeo de Rob Lowe, que fue un gran bache en la carrera del actor, por incluir a una menor.

La cinta en cuestión es digna de Hollywood, por eso Hulu (Star+ en España), la ha llevado a la pantalla. En ella se cubrirán los detalles más polémicos de su relación, incluido el infame video sexual. Estará protagonizada por Lily James como Pamela Anderson y Sebastian Stan como Tommy, con una increíble transformación de los personajes.

Pamela y Tommy terminaron divorciándose después de que él la golpeara con patadas en el culo tras una discusión por no ser capaz de encontrar una sartén. Pamela denunció a Tommy por abuso físico y verbal y él permaneció en prisión durante 4 meses (2 menos de los que le habían condenado). Tras salir de la cárcel, la pareja volvió, pero Pamela, en un intento de Tommy por recuperar lo perdido y tomarse cada noche un chupito de la bebida que les unió, Goldschläger, se dio cuenta que eso no era lo que quería y se marchó con sus hijos. Volvieron hasta en 3 ocasiones más, pero no funcionó, y actualmente Pamela está casada con Dan Hayhurst, su guardaespaldas, y Tommy con la actriz y comediante Brittany Furlan.

Pamela no quiso ayudar a Lily James en su actuación

En una reciente entrevista para NET-A-PORTER, Lily James, hablando sobre el proyecto, confesó que Pamela no se involucró en absoluto: «Ojalá hubiera sido diferente. Mi única intención era cuidar la historia e interpretar a Pamela de forma auténtica». Lily intentó contactar con la actriz incluso por su propia cuenta pero no recibió ninguna respuesta. «Cuando recreas a cualquier personaje, te aproximas a la vida de otra persona sin tener toda la información necesariamente, así que tuve que confiar mucho en el director», ha añadido, «pero quería entablar una conversación y ser parte de estos intentos de cambio. Me doy cuenta de que mucho de lo que contamos es increíblemente sensible y difícil. Así que, como actriz, hasta cierto punto lo que haces es abrirte mucho para hablar de eso».

La magia regresó sin el éxtasis y el mundo que nos rodeaba desapareció por completo»

Tommy Lee

Te puede interesar

Comentar ()