Han pasado 17 años desde que Anne Igartiburu presentara por primera vez las campanadas de Televisión Española. Y desde ese 31 de diciembre de 2005, ha llovido mucho: el asesinato de Bin Laden, el nacimiento del 15M, el fin del bipartidismo, la abdicación del rey Juan Carlos I, el Brexit, una pandemia y la Guerra de Ucrania. Todos estos años la presentadora se ha convertido en una figura icónica de la Puerta del Sol acompañando a cada espectador a dar la bienvenida al nuevo año. Pero, por primera vez desde hace tiempo, los españoles que eligen La 1 para tomar las uvas, no podrán disfrutar de la vasca. Y es que este final de año viene cargado de novedades, desde la ausencia de Anne Igartiburu al renacer de Mariló Montero.

La cuenta atrás para dar la vuelta al calendario ha comenzado. En apenas dos semanas las doce campanadas que marcan el reloj de la Real Casa de Correos de Madrid darán la bienvenida al 2023. Por primera vez desde que comenzó la pandemia, a pesar de que el kilómetro 0 madrileño siga en obras, Sol volverá a abrir sus puertas para aquellos que deseen tomar las uvas en la plaza y será, un año más, la protagonista de dar inicio al nuevo año. Como ya es tradición, minutos antes de las campanadas, muchos españoles estarán pendientes del vestido que lleve este año Cristina Pedroche, pero no todo será como antes. Esta vez, al encender la televisión y elegir el canal 1, en vez de encontrarnos con la mítica Anne Igartiburu, en su lugar estarán Ana Obregón y los humoristas Los Morancos. Y es más, Mariló Montero será la encargada de dar las Campanadas junto a Risto Mejide en todos los canales de Mediaset.

En la Nochevieja de 2021, el directo de Ibai Llanos alcanzó los 2,2 millones de usuarios únicos

A pesar de estos cambios de imagen, el formato televisivo de las campanadas suele permanecer sin alteraciones significantes. Dos presentadores frente a la a la televisión con el reloj de la Casa de Correos a sus espaldas, enfundados en sus trajes y vestidos largos de lentejuelas. Qué canal elegir ya es cuestión de preferencias. Que si tu cuñada quiere ver Antena 3 para ver el vestido de Cristina Pedroche junto a Alberto Chicote, que tu abuela quiere tomar las uvas con la cadena pública, o que tu hermano prefiere verlas con Ibai Llanos. Y es que este personaje está comenzando a convertirse en tradición en Nochevieja.

Fue en el año 2020, en plena pandemia y con la plaza de Sol vacía, cuando el streamer decidió dar el salto y lanzarse a la piscina para presentar las campanadas. Con las restricciones que había en su momento, decidió no volver a Bibao, su ciudad natal, y tomó las uvas en directo junto a sus amigos y compañeros de piso, que además también son streamers, en el salón de su casa, en el barrio barcelonés de Terranova de Bellaterra. Su estreno no dejó indiferente a nadie y llegó a superar los números de audiencia de algunas cadenas autonómicas. Y es que el famoso streamer, que ahora acumula 12,1 millones de seguidores, es uno de los favoritos entre los consumidores de contenido en Twitch, plataforma en la que ha entrevistado a personalidades reconocidas en todo el mundo, como Messi, Pau Gasol o Piqué. Esa nochevieja, según los datos aportados por TV Top, la retransmisión de Ibai fue vista en 243.256 dispositivos de media durante las cinco horas de emisión en la noche de 2020. En aquella cita, 552.345 pantallas estaban activas durante el minuto de oro del directo.

El último año, el comunicador trasladó el directo de su salón a la Puerta del Sol, donde presentó junto al veterano Ramón García, las campanadas en su canal de Twitch. Las cifras mejoraron notablemente las del año anterior. En la Nochevieja de 2021 se conectaron 801.074 dispositivos en su pico más alto y obtuvo una media de 337.431 pantallas de media durante las tres horas de emisión. Aunque hay que puntualizar que son dispositivos y no espectadores. Como no se sabe el número de usuarios que hay detrás de cada dispositivo (o pantalla) era el propio Ibai el que destacaba que había habido 2,2 millones de usuarios únicos que en algún momento habían pasado por la retransmisión del joven streamer.

Las cifras quedan muy lejos de las obtenidas por las cadenas de televisión. La retransmisión de Antena 3 congregaba a 7,3 millones de espectadores, la de TVE 4,7 millones, mientras que las campanadas de Telecinco, TV3 y La Sexta superaban el millón de seguidores. Los datos revelan que la televisión sigue siendo el medio preferido para cambiar de año, pero el éxito de Ibai demuestra que los españoles están abiertos a cambiar su manera tradicional de ver las campanadas.

¿Twitch hace la competencia a la televisión?

El año pasado, cuando Ibai Llanos comunicó que daría las campanadas junto a Ramontxu, este recalcó en un directo que no pretendían ser «la competencia de la televisión» y que se iban a juntar para hacer «algo diferente». ¿Pretende el streamer ser una alternativa a la televisión tradicional? ¿Quién gana esta batalla, si es que hay ganador? ¿Es algo de jóvenes o llega a todo el público? Es evidente que los seguidores del bilbaíno son más jóvenes, teniendo en cuenta los datos sobre usuarios en Twitch, que aunque abarca toda las generaciones, el grueso se concentra entre los 18 y 34 años. Tener a Ramón García como compañero es una manera de llevar la televisión tradicional a los nuevos formatos. Y es que este año, como comunicó Ibai en su cuenta de Twitter, la pareja vuelve a repetir en lo que él ha definido como «tradición».