Madrid

Pasar el puente en la Puerta del Sol entre barro y charcos

La Puerta del Sol reabre en el puente de diciembre llena de charcos y barro

La Puerta del Sol reabre en el puente de diciembre llena de charcos y barro El Independiente

El kilómetro 0 de Madrid ha vuelto a abrir sus puertas tras más 8 meses cerrado, y lo ha hecho con las obras a medias, con pronóstico de lluvias y con la plaza convertida en un barrizal. El sábado, en pleno puente de diciembre, ya se podía pasear por la Puerta del Sol. El Ayuntamiento pretendía facilitar así la movilidad de la zona durante la campaña de Navidad pero, como se puede ver en las imágenes de El Independiente, aunque parte de la plaza está pavimentada, hay varias partes sin acabar, con una mezcla de agua, cemento y arena.

Los miles de turistas que pasean por el centro de la capital dispuestos a ver las luces que iluminan sus calles o a realizar las compras de la temporada estival, se han encontrado con dos adversidades: la predicción meteorológica que pronostica un puente de diciembre pasado por agua y con frío en toda España, y las obras de Sol, todavía a medias.

La plaza está hecha un asco. Estaba bien como estaba, podrían haber invertido el dinero en sanidad o carreteras

A raíz de un vídeo que se hizo viral en Twitter, los usuarios de la red social no han tardado en denunciar la situación en la que se encuentra la Puerta del Sol. Las críticas han sobrepasado fronteras, y son los propios viandantes, que con paraguas en mano, van sorteando los charcos y se quejan del estado de la concurrida zona. Algunos consideran que deberían haber esperado a que las obras finalizaran para poder abrir en “condiciones” la plaza, otros en cambio, prefieren pasar por alto la situación en la que se encuentra porque “ya que venimos a Madrid, queremos ver Sol”. Es el caso de Ainhoa, de 18 años, que viene de Zarautz a visitar a sus amigas de la capital, y han quedado en la misma puerta para «dar una vuelta por el centro».

Es lunes de puente, llueve en Madrid y a la una del mediodía, por la calle pasean más personas de lo normal. Un grupo de varias señoras, que cruzan la zona envueltas en sus chubasqueros, agarradas a los paraguas que les resguardan de la lluvia, creen que «la plaza está hecha un asco». Todas coinciden en que es «una locura» y «deberían haber esperado a abrir la plaza en condiciones». «Sol estaba bien como estaba, podrían haber invertido el dinero que se han gastado en otras cosas, como la sanidad o las carreteras», apunta una, que no entiende el porqué de la reforma.

La reforma costará al Ayuntamiento 10, 7 millones de euros

Turistas que han venido de toda España a pasar el puente a Madrid, además de ciudadanos madrileños, han notado a simple vista estos inconvenientes. Elena ha venido de Galicia para visitar a su hermana, que vive en la capital, y se ha llevado una «sorpresa» al encontrarse la plaza en estas condiciones. «No sabía que seguían de obras», comenta. «De todas formas, en Galicia te esperas que llueva de esta manera, pero aquí no», apunta la hermana. Aun así, las ganas de recorrer las calles más emblemáticas de Madrid hacen que, a pesar de la lluvia y de la multitud de gente, los turistas estén dispuestos a sortear charcos.

Tan solo unas horas después de que abrieran sus puertas el sábado, Twitter se ha hecho eco de la denuncia de los ciudadanos, desde el agua acumulada en los nuevos bancos o materiales de obra agolpados en las calles adyacentes. Los políticos también se han sumado a las críticas. La portavoz municipal de Más Madrid, Rita Maestre, lo considera una «gestión chapucera».

Por su parte, el líder y fundador de Más Mádrid, Iñigo Errejón, también lo ha denunciado: “será un horno en verano y en invierno una piscina”, ha publicado en su cuenta de Twitter. Además, se ha quejado de los bancos nuevos de la plaza, que tras las abundantes lluvias, se han llenado de agua y los viandantes no pueden utilizar.

¿Se comerán las uvas en la Puerta del Sol?

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, cada vez queda menos para tomarnos las uvas el 31 de diciembre. La Puerta del Sol, que siempre ha sido la protagonista de dar inicio al nuevo año, recibirá también el 2023. Así lo comunicó el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, a finales de noviembre en una visita a la remodelación de la plaza. Como ya apuntó, desde el puente de diciembre se podría disfrutar del kilómetro 0 madrileño para poder movilizarse por la zona centro aunque las obras no estuvieran terminadas, y tras las Navidades, se retomaría el trabajo para terminarlo en marzo del próximo año.

Más de 10 millones para la reforma

Recreación 3D de la Puerta del Sol tras finalizar las obras.
Recreación 3D de la Puerta del Sol tras finalizar las obras. Ayuntamiento de Madrid

Reordenación de sus esculturas, agrupación de los quioscos en sus dos extremos, incorporación de bancos y la desaparición de la famosa ballena que da acceso al Cercanías, son varias de las actuaciones que pretende modificar la obra. La remodelación de una de las plazas más emblemáticas de Madrid costará al Ayuntamiento 10,7 millones de euros.

Como informó el Ayuntamiento, la fuente con forma oval sustituirá a las dos fuentes actuales y acogerá en su interior la estatua ecuestre de Carlos III, el pabellón de acceso a Cercanías será sustituido por un recinto de vidrio con forma oval que permitirá una visión total del espacio, la reordenación de los elementos incluye el cambio de posición de las estatuas del Oso y el Madroño y la Mariblanca; y los quioscos serán agrupados en ambos extremos de la plaza mediante nuevos pabellones de vidrio con forma de racimo de unidades circulares pegadas unas a otras.

Te puede interesar

Comentar ()