Televisión

El truco de Martín Rivas para interpretar a Nacho Vidal en las escenas de sexo de su nueva serie

Martín Rivas, en 'El Hormiguero'

Martín Rivas, en 'El Hormiguero' Atresmedia

El Hormiguero empezó la semana con doblete de invitados: Andrés Velencoso y Martín Rivas. Los actores acudieron al plató de Pablo Motos para presentar Nacho, una de las novedades televisivas que trae marzo. La serie no se podrá ver en Antena 3, sino en Atresplayer Premium, la plataforma de pago del grupo de San Sebastián de los Reyes.

Los ocho capítulos de 50 minutos de duración, según ha compartido Atresmedia, recorrerán las entrañas del cine para adultos inspirándose en la vida y carrera del internacionalmente conocido Ignacio Jordá (Nacho Vidal), interpretado por Martín Rivas. Asimismo, promete reivindicar el talento del actor de Mataró más allá de sus virales "25 centímetros".

Con ese fin, recorrerá el ascenso a la fama del actor en los años noventa, así como el nacimiento de la industria del porno en España, que es el hilo conductor de la serie, considerada una "comedia dramática", por su supuesta mirada sensible y comprometida con el contexto social.

La serie se estrenará el próximo 5 de marzo. Pero, volviendo a El Hormiguero, la entrevista de Pablo Motos a los intérpretes estuvo repleta de preguntas sobre las evidentes escenas de sexo que habrá en la serie. Entre otras curiosidades, Martín contó que las marcas del bronceado que tenía en el culo dificultaba notablemente algunas escenas, por lo que finalmente tuvo que tomar el sol desnudo.

No fue la única acción que llevó a cabo para parecerse al actor porno pues, según dijo, también tuvo cuidado con la comida para no engordar: "Pasé mucha hambre. Una de las herramientas para construir este personaje era apartarme del catering. La dieta era cafeína, uñas y nicotina", apuntó. Por su parte, Andrés Velencoso reveló que había puesto en práctica el desaconsejado "ayuno intermitente".

Sobre la parte más explícita de las escenas de sexo, el gallego recordó: "Nos ponen un calcetín que lleva una especie de goma arriba y hasta que alcanzas la presión exacta es complicado, porque si aprietas mucho se te pinza un nervio, y si aprietas poco tiene el peligro de desprenderse. Cada escena tenía que aportar algo a la historia. Era como una baile, no es lo mismo cuando se acostaban en la intimidad que cuando se acostaban grabando", concluyó.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar