Los vecinos del municipio de Dosrius (comarca del Maresme en Barcelona) se han organizado para salir cada noche a patrullar con sus coches para evitar que se produzcan robos en sus viviendas. Los vecinos han pedido también más presencia policial.

Los hurtos en vivienda se han disparado en los últimos dos meses, subiendo más de un 17%. A principios de enero los Mossos y la Policía de Dosrius detuvieron a un hombre de origen albanokosovares que estaría relacionado con los robos.

Los vecinos denuncian que desde la llamada al teléfono de emergencias 112 hasta la llegada de una patrulla procedente de Mataró, pasa una media hora, ya que no hay ningún dispositivo de vigilancia de Mossos en la zona.

El sindicato MosS.O.S, que ha manifestado su apoyo a los vecinos de Dosrius y ha añadido que la Conselleria de Interior tiene que crear una bolsa de horas extras en el cuerpo para que los agentes puedan acudir a vigilar la zona mientras no se cubren las nuevas plazas de Mossos d’Esquadra.