Fideguá de gusanos. Este fue el primer plato del menú de algunos de los militares del cuartel de Camposoto de San Fernando (Cádiz), quienes dieron la voz de alarma de estos visitantes tan poco deseados.

Según desvela ABC Sevilla, los afectados encontraron decenas de estos bichos entre la pasta de una fideguá, un problema que depende del Ejército de Tierra y que no es puntual. Fuentes del cuartel aseguran al citado medio que los problemas con la comida se producen desde hace cinco meses y que los gusanos han sido solo la guinda del pastel a una alimentación basada en comida en mal estado o de mala calidad durante las últimas semanas.

En el cuartel se sirve aproximadamente comida para unas 880 personas a través de un servicio de comida externo a la que se le atribuye esta negligencia y contra la que “se adoptarán medidas”, ya que los contratos con compañías externalizadas contemplan sanciones por anomalías como la que desafortunadamente han vivido en Camposoto.