Ya hay 72 prácticas supuestamente terapéuticas que el Ministerio de Sanidad ha probado ineficaces y engañosas. La hidroterapia del colon, frutoterapia, grafoterapia o el masaje tibetano son algunas de las incluidas en la primera lista oficial de pseudoterapias. Hay otras 62 bajo la lupa, candidatas a entrar por tener suficientes indicios de que son también un engaño.

Ahí está la estrella, la homeopatía. Pero también la acupuntura o aromaterapia. Todas esllas están actualmente en proceso de evaluación, según han destacado este jueves ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y el ministro de Ciencia, Pedro Duque, durante la presentación de la campaña ‘#CoNprueba’. Se trata de la primera iniciativa del Estado para trasladar a la ciudadanía información veraz y accesible sobre las pseudoterapias y pseudociencias.

Para curarte necesitas algo más que agua con azúcar

Las primeras 73 incluidas «no han demostrado ningún intento» de evidencia científica, en palabras de la ministra. En este sentido, han informado que de las 139 técnicas que se están evaluando, 73 ya han sido directamente descartadas por no tener ningún ensayo clínico aleatorizado, revisiones sistemáticas o metaanális sobre su eficacia o seguridad.

Sin «afán de prohibir»

«No tenemos afán de prohibir nada, sino de aportar información a la ciudadanía para que tome decisiones correctas», ha aseverado Duque. Toda la información se dispondrá en la web conprueba.es.

El ministro ha señalado que el equipo de investigación sigue analizando diferentes estudios para corroborrar, efectivamente, que la homeopatía el calificativo de pseudociencia. La medicina natural china, la naturista, el yoga, la aromaterapia, el drenaje linfático manual, los masajes craneosacrales y la terapia Gestalt son algunas de las 66 técnicas que, junto con la homeopatía, continúan en evaluación por parte de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud.

La medicina natural china, el yoga, la aromaterapia, el drenaje linfático manual, los masajes craneosacrales o la terapia Gestalt, bajo la lupa

«Para curarte necesitas algo más que agua con azúcar» (en referencia al típico componente de las pastillas homeopáticas según los críticos con esta pseudoterapia) , reza uno de los anuncios de la campaña de Sanidad y Ciencia.

Se emitirán anuncios en TV y en reproductores web de medios, como el que hemos colgado en esta pieza: una clienta entra a una tienda a reparar su teléfono. El responsable de la tienda pretender cobrar 100 euros mientras pone sus manos encima del móvil mientras le aplica una reparación chamánica. “No te la juegues”, concluye.

Pendiente el plan para sacarlas de los hospitales

La parte más ambiciosa, sin embargo, tendrá que esperar. La idea es retirar la calificación de centro sanitaria a cuantas consultas vendan estas terapias. Para ello en necesario aprobar un Real Decreto que seguramente no pueda ver la luz antes de la cita electoral de abril. Carcedo, no obstante, ha señalado que la Administración «no cierra con las elecciones».

La ministra ha arremetido contra «productos peligrosos para la salud». En esos casos, seguirá denunciando ante la Fiscalía, como ya hizo ante Josep Pamiés, llevado a los tribunales por vender un tratamiento anticáncer basado en el consumo de lejía.