El número de incendios forestales no ha dejado de crecer a lo largo del día en Asturias, donde a las 21:00 horas de este domingo había ya activos 77 focos, muchos de ellos en los concejos del suroeste del Principado. Actualmente, la cifra se ha incrementado hasta los 99 incendios activos en un total de 32 de los 78 municipios de la región.

Las labores de extinción se están concentrando especialmente en 15 y sobre todo en los declarados en Naves, en el concejo de Llanes; Llordón, en Cangas de Onís, y Soto de los Infantes, en Salas.

Según el consejero de Presidencia del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, aún es pronto para tener datos precisos, pero las estadísticas ya indican que más del 80 por ciento de los fuegos forestales son provocados de forma intencionada.

Asimismo, Martínez afirma que la situación es “complicada” ya que los fuegos y su propagación se están viendo favorecidos por las fuertes rachas de viento sur.

En Allande, una familia ha tenido que ser desalojada por la cercanía del fuego a su vivienda, según ha señalado el consejero de Presidencia, que permanece reunido en el gabinete de crisis que sigue la evolución de los incendios desde el complejo que el Servicio de Extinción de Incendios tiene en La Morgal.

Las fuertes rachas de viento han impedido la actuación de medios aéreos y han propiciado grandes lenguas de fuego

Las fuertes rachas de viento, según el consejero, han impedido la actuación de medios aéreos y han propiciado grandes frentes y lenguas de fuego de hasta 30 metros en muchos de los incendios registrados en el suroeste. Las llamas han afectado también a algunas líneas eléctricas, aunque no son muchas los usuarios afectados y han obligado también a cortar algunas carreteras secundarias.

En las tareas de extinción han trabajado unas 200 personas, a las que se sumarán este lunes otro centenar aportado por la administración del Estado y la Unidad Militar de Emergencias, que llegará al Principado antes de medianoche.

La UME desplazará en las próximas horas a 50 efectivos, seis autobombas y dos vehículos nodriza para ayudar a la extinción de las decenas de incendios que salpican la geografía regional. El consejero de Presidencia espera que mañana sí que puedan operar los medios aéreos y que mejoren las condiciones meteorológicas.

Las rachas de viento alcanzan en algunos casos los 100 kilómetros por hora y la lluvia ha aparecido tarde y es débil

Los vientos de componente sur, con ráfagas que en algunos casos llegan a alcanzar los 100 kilómetros por hora, han favorecido la propagación de incendios, y la lluvia no ha hecho aparición hasta primera hora de la noche y de forma débil.

Ante esta situación, el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, activó a las 17:50 horas el nivel 1 del Plan de Incendios Forestales del Principado de Asturias (INFOPA), que desde el pasado 28 de febrero permanecía en situación cero, con el fin de que el Ministerio de Medio Ambiente pudiese trasladar a Asturias medios aéreos de lucha contra el fuego.

Una hora después, incrementó el nivel de emergencia al nivel 2 con el fin de pedir la intervención de la UME. El Principado ha pedido también a la población que evite actividades que puedan contribuir a la generación de incendios en una jornada en la que se han registrado fuertes vientos de componente sur.