La justicia italiana le ha vuelto a dar un varapalo a Juana Rivas al dotar la custodia exclusiva de sus hijos para su ex marido, Francesco Arcuri. Según el veredicto al que ha tenido acceso en exclusiva el diario El Mundo, el juez italiano de Cagliari que ha revisado la situación de custodia delos dos hijos de la pareja, la responsabilidad de cuidar, dar cobijo y disfrutar a los dos menores corresponderá en exclusiva al padre.

Según señala el rotativo madrileño la decisión se ha tomado con base en el informe psicosocial emitido por la profesional designada por el magistrado el pasado otoño y en el que atacaba «funcionamiento mental patológico», manipulaba a sus hijos y les disponía en contra del padre. Se trata del informe analítico principal en el que se ha fundado el juez para decidir. El juez ha decidido sobre la custodia en un proceso solicitado por Arcuri y en el que Rivas figura como acusada, ha sido muy duro con la granadina dando por bueno el informe psicosocial, en el que se llega a afirmar que la mujer «ha demostrado grandes habilidades manipuladoras hacia los menores» y que «su enfoque no parece estar en los niños, sino en la violencia de género sufrida».

La noticia se suma a la sentencia de la Audiencia Provincial de Granada que ratificó la semana pasada los cinco años de prisión dictaminados por el juzgado 5 de lo Penal de la ciudad para Rivas, por sustracción de sus dos hijos a lo largo de 14 meses, entre 2016 y 2017.