Agentes de la Policía Nacional de Murcia han detenido en Elda y en Alicante a seis personas de nacionalidad georgiana, de entre 36 y 47 años, como presuntos autores de un robo con violencia e intimidación en un domicilio de Murcia y cinco robos con fuerza en las cosas en Almansa (Albacete) y en distintas localidades alicantinas como Villena, Orihuela, Caudete y Elda.

La investigación de la operación «Huerta» comenzó tras un repunte de robos en domicilios murcianos ejecutados con especialización e iniciados el 20 de febrero en la avenida Montecarmelo de Murcia, sufriendo la propietaria diversas lesiones, la cual ayudó a la policía a buscar entre una banda de seis personas del Este cuyos autores no dejaban marcas ni forzaban la entrada.

Los ladrones marcaban los domicilios con tiras de silicona entre el marco de la puerta y la misma puerta, a escasos centímetros del suelo.

Hace unos días los investigadores establecieron un dispositivo policial de vigilancia en el que observaron cómo cinco de los miembros de la banda se dirigían a Elda (Alicante) en diferentes vehículos y cuatro de ellos se quedaron en el portal de un edificio situado a escasos metros de la Comisaría de Policía Nacional de Elda.

El quinto individuo permaneció en el coche, en un parque cercano, realizando labores de vigilancia.

Tras treinta minutos de espera, uno de los investigados salió del citado edificio y, a pie, se dirigió a una ferretería cercana donde adquirió un martillo de grandes dimensiones y regresó al lugar.

La Policía procedió entonces a la detención de todos ellos, si bien uno se dio a la fuga y fue arrestado cuando llegaba a Torrevieja.

Los ladrones habían accedido mediante el método de las ganzúas, revolvieron toda la casa y habían adquirido el marro con objeto de extraer una caja fuerte que habían descubierto durante el asalto.

Por parte del Juzgado de Instrucción 8 de Murcia fue autorizada la entrada y registro en los tres domicilios de los que disponían los detenidos en Torrevieja (Alicante). Allí fue detenido el sexto y último integrante de la banda, persona conocida en el argot policial como «mecanic», dedicado únicamente a la fabricación de ganzúas y herramientas especializadas para el robo.

En la práctica de los registros se ha intervenido unos 3.000 euros, todo tipo de herramientas utilizadas tanto para la apertura de puertas como para la propia elaboración de útiles para el robo: Extractores de bombines, llaves bumping, una radial, ganzúas y diversos útiles para la fabricación de las mismas. También se ha incautado gran cantidad de joyas de oro y plata, una colección de monedas antiguas y cuatro vehículos.

Los detenidos fueron puestos a disposición judicial en las localidades de Elda y de Torrevieja (Alicante), siendo ingresados cinco de los detenidos en prisión.