La Dirección General de Tráfico (DGT) ha anunciado este martes las medidas de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico para la Semana Santa. El dispositivo de salida, que comienza el próximo viernes, se desarrollará en dos fases.

En su cuenta de Twitter, la DGT ha detallado que para el dispositivo contará con 9.200 agentes de tráfico de la Guardia Civil, 264 vehículos camuflados, 724 puntos de control de velocidad, 557 radares móviles y 62 de tramo, 10 helicópteros, ocho drones y 216 cámaras de control.

El flujo de tráfico de la operación salida será desde los grandes núcleos urbanos hacia las zonas turísticas de costa, segundas residencias, zonas turísticas para la práctica de deportes de invierno, poblaciones con actos religiosos tradicionales y zonas de montaña.

En concreto, la primera de esta operación especial comenzará el viernes a las 15.00 horas y finalizará el domingo a las 24.00 horas. Sin embargo, tal y como explica el organismo en su página web, la segunda fase es más importante que la anterior porque el volumen y el desplazamiento de vehículos es mayor. En esta caso, el dispositivo comprenderá el miércoles 17 y el jueves 18 y finalizará a las 24 horas del 22 de abril, con el comienzo de la operación retorno.

Por otro lado, durante la operación retorno, entre el domingo 21 y lunes 22 -en Aragón y Castilla y León, se extenderá hasta el martes 23-, el flujo de tráfico irá hacia los grandes núcleos urbanos, cuyos accesos serán «especialmente conflictivos».