El Tribunal Supremo ha condenado a 17 años y 7 meses de cárcel al expárroco de Megabril (Badajoz) por abusar sexualmente de dos chicos de 12 y 13 años de edad y a ha ratificado la condena a 4 años de prisión a los padres de uno de ellos porque conocieron y consintieron los hechos.

La Sala de lo Penal del Supremo ha ratificado la condena dictada por la Audiencia de Badajoz contra José Donoso Fernández por dos delitos de abuso sexual con prevalimiento (aprovechar una situación de superioridad). Uno de los niños era monaguillo y su familia dependía «de forma casi completa» de él.

A los padres del chico, Florian C. y Doina P., de nacionalidad rumana, además de condenarlos a cuatro años de prisión, les priva de la patria potestad por un delito de abuso sexual cometido por omisión.