Más de 55.000 personas según la Guardia Urbana, y 100.000 según los organizadores, han abarrotado este sábado la avenida Paral·lel de Barcelona para presenciar el espectacular desfile del Pride 2019, con motivo del Día del Orgullo LGTBI y el 50 aniversario de los disturbios de Stonewall en Nueva York (EEUU), con los que empezó el movimiento.

La cabecera ha contado con diversas asociaciones de familias LGTBI con la frase «Somos familias en todos los sitios», para visibilizar su diversidad.

La marcha, organizada por Pride Barcelona, ha transcurrido desde los Jardines de las Tres Chimeneas hasta la Plaza España, al paso de 34 carrozas de distintos colectivos, acompañados de música y batucadas.

El gran protagonista ha sido el arcoíris, símbolo del movimiento LGTBI, que cientos de manifestantes han lucido en banderas, camisetas y pancartas.