Sociedad | Sucesos

Camino de Santiago: desmantelado un grupo dedicado a hurtos y robos en albergues

Los arrestados pernoctaban en los establecimientos y permitían la entrada de miembros de la banda que robaban todo tipo de objetos y dinero.

Peregrinos Camino de Santiago

Peregrinos Camino de Santiago EP

La Guardia Civil y la Policía Foral han detenido a cinco personas y han desmantelado un grupo dedicado a cometer robos y hurtos en albergues de peregrinos, situados principalmente en Navarra, una operación que ha logrado esclarecer 108 hechos delictivos y recuperar 66 teléfonos móviles sustraídos.

Gracias a la colaboración ciudadana y a las informaciones obtenidas por los agentes, se ha localizado e identificado como integrantes de este grupo a 12 personas, todas ellas vecinas de Bilbao, cinco de las cuales han sido detenidas y otras siete imputadas en calidad de investigadas.

Según Efe, la operación denominada Gastejo se inició cuando ambos cuerpos tuvieron conocimiento de la comisión de numerosos robos y hurtos cometidos durante los últimos cuatro meses en diferentes albergues de las localidades que atraviesa el Camino de Santiago en Navarra.

Gracias a las denuncias interpuestas tanto en la Policía Foral como en la Guardia Civil, se pudo identificar dos formas de actuar del grupo, la más habitual consistente en la simulación por parte de los autores de los hechos de su condición de peregrinos.

Los detenidos llegaban incluso a alojarse en los establecimientos y, una vez dentro, facilitaban en horas nocturnas el acceso a otros componentes del grupo que, en un mínimo tiempo, hurtaban todos los efectos y dinero posibles.

El segundo ‘modus operandi’ detectado durante la investigación consistía en aprovechar las horas de más afluencia de personas en el albergue para robar todo aquello que fuera de valor, como dinero, joyas, enseres y terminales móviles.

Los investigadores detectaron más lugares, dentro y fuera Navarra, en los que este grupo delictivo actuaba. Así, además de los albergues del Camino de Santiago, los autores actuaban en hospitales, centros de salud o en taquillas de trabajadores de obras, para lo que utilizaban habitualmente el método del “descuido”.

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Estella comprobó cómo el cabecilla del entramado utilizaba al resto del grupo, a los que pagaba con dinero o droga para que participaran en los robos y hurtos.

Los detenidos están a disposición del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Estella, que ha dictado para el cabecilla una orden de alejamiento de todos los albergues del Camino de Santiago, aunque, tras una segunda detención, el líder del grupo ha ingresado en prisión.

Te puede interesar

Comentar ()