Las cámaras de seguridad de un supermercado de Pozuelo captaron el pasado 24 de agosto a la exesquiadora Blanca Fernández Ochoa, justo un día después de su desaparición, según han confirmado a El Independiente fuentes policiales.

El operativo de búsqueda se centra desde ayer en el municipio madrileño de Cercedilla, después de que apareciera el coche de la deportista en un parking de la localidad.

Desde entonces, diferentes unidades de la Policía Nacional, que se encarga de la investigación, junto a efectivos de la Guardia Civil, Policía Local del pueblo e incluso voluntarios trabajan en la búsqueda de Fernández Ochoa por las montañas de la zona, un lugar con tradición senderista y excursionistas.

La búsqueda aborda un territorio de 3.500 hectáreas de la sierra madrileña, donde trabajan un total de 12 grupos, seis de ellos formados por voluntarios y otros seis por efectivos policiales y de emergencias que se distribuyen según la oreografía de la zona. En total, en torno a 300 agentes y unos 100 voluntarios están distribuidos sobre el terreno, según ha explicado Mercedes Martín, portavoz de la Guardia Civil. De momento, el dispositivo montado en la sierra no se va a abandonar.

Mientras que ayer la búsqueda se centró en las sendas transitables, el operativo trabaja hoy por zonas menos accesibles, según ha detallado Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid.

Entre los efectivos desplegados por la Policía Nacional se encuentran unidades de caballería de la Policía Nacional, los GEO en alta montaña, los guías canino, la Unidad de Intervención Policial y la Brigada Judicial de la Policía Nacional.

La historia del senderismo y el esquí en Cercedilla se remonta a finales del siglo XIX y principios del XX. De hecho, tanto Blanca Fernández Ochoa como otros familiares suyos forman parte del largo listado de esquiadores que han salido del pueblo. El cronista de la Villa de Cercedilla, Tomás Montalvo, explica a El Independiente que el impacto del senderismo en Cercedilla es «tremendo», con sus sendas «llenas de gente» en días como ayer o el mismo sábado.