Sociedad BÚSQUEDA DE BLANCA FERNÁNDEZ OCHOA

Benji y Brutus, así trabajan los perros de la Policía Nacional las montañas de Cercedilla

Las unidades caninas de los cuerpos policiales trabajan conjuntamente en el amplio despliegue de búsqueda de la desaparecida Blanca Fernández Ochoa

Efectivos de la Policía Nacional con perros durante la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa.

La de la medallista Blanca Fernández Ochoa, desaparecida desde el pasado 23 de agosto, es una de las búsquedas más grandes que se recuerdan. Al enorme despliegue de agentes de la Policía Nacional, de Guardia Civil, voluntarios y Bomberos de la región por el madrileño Valle de la Fuenfría se une la labor de las unidades caninas. Unos perros, que en algunos casos, ya rastrearon terrenos como el del edificio que se derrumbó en el Paseo del General Martínez Campos el año pasado, donde murieron dos obreros.

Desde que comenzase el operativo en la sierra madrileña, los hallazgos de los perros han formado parte de los balances que la Guardia Civil y la Policía Nacional transmitían a los medios. De hecho, los perros marcaron el lunes zonas cercanas al lugar donde se encontró el mercedes negro de la exesquiadora. Esos hallazgos, que al final fueron falsos positivos, permitieron a la Guardia Civil acotar el terreno de búsqueda, aunque finalmente no fueron significativos.

Este martes, el dispositivo canino lo formaban nueve perros: cinco de la Benemérita y cuatro de la Policía Nacional. ¿Cómo trabajan estos perros? Según ha explicado Gema Errejón, portavoz de la Policía, los agentes comienzan una «rutina de partida» para hacer entender a los animales que comienza el trabajo. A partir de ahí, comienzan las batidas por el terreno de búsqueda. Los perros van sueltos y si localizan vestigios avisan a los agentes con ladridos.

Ese es el trabajo, por ejemplo, que esta han llevado a cabo Benji y Brutus, los perros de la Policía Nacional. No es su primera vez en operativos de búsqueda. El derrumbe de un edificio en obras en el madrileño Paseo del General Martínez Campos fue otro de los escenarios donde se reclamó sus servicios. Al igual que los hechos que hoy ponen a Cercedilla en el foco mediático y policial, los escombros de las obras que causaron la muerte de dos obreros protagonizaron los últimos días de mayo del año pasado.

De momento, los perros de los diferentes cuerpos policiales continúan participando en las labores de búsqueda de Blanca, de la que no se sabe nada desde el día 24 de agosto, cuando fue grabada por las cámaras de un supermercado de Pozuelo justo un día después de desaparecer.

Comentar ()