La Guardia Civil ha detenido en el sur de Gran Canaria a una mujer de 46 años y a un hombre de 26 acusados de haber extorsionado a una tercera persona, a la que presuntamente amenazaron con difundir imágenes suyas de contenido sexual entre sus familiares si no les pagaba. Según ha informado la Comandancia de Las Palmas en un comunicado, las investigaciones comenzaron cuando el afectado denunció que unos desconocidos habían creado un perfil en Facebook en el que aparecían fotografías suyas desnudo.

El denunciante también explicó que, a través del servicio de mensajería instantánea de esa red social, quienes lo extorsionaban le pedían dinero a cambio de no enviar a sus familiares fotos y vídeos suyos de contenido sexual, cosa que finalmente hicieron, porque el afectado no se avino a pagar. Añadió además que el acceso a su cuenta bancaria por internet estaba bloqueada después de que alguien hubiera intentado entrar reiteradamente usando claves que resultaron erróneas.

La Guardia Civil revisó el teléfono móvil del denunciante y comprobó que compartía información sensible o personal con un sistema de almacenamiento remoto, en la denominada «nube», por lo que esa información podía ser accesible a terceras personas que conocieran la contraseña de acceso a esa aplicación. Tras analizar más de 30.000 direcciones IP durante un año de investigación, los agentes descubrieron que los presuntos autores no solo se conectaban al perfil falso de la red social mediante sus dispositivos electrónicos, sino que en ocasiones lo hicieron a través de redes públicas de establecimientos como bares y gimnasios, lo que hizo más complicado su identificación.

Los dos presuntos autores de la extorsión, R.P. y G.G., estaban vinculados a la víctima, que les había alquilado un apartamento, «el cual subarrendaban incluso a terceras personas a través de páginas web sin la autorización del propietario», que finalmente se enteró y les rescindió el contrato, añade la Guardia Civil. «Este hecho motivó que la detenida, que había tenido relaciones sentimentales con la víctima, aprovechara las fotografías y vídeos con contenido sexual que el perjudicado le había remitido durante esa relación para, en unión del otro detenido, crear el perfil en la red social Facebook y tratar de obtener un beneficio económico», detalla.

Los dos arrestados han sido puestos a disposición del Juzgado de guardia en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria).